El empuje y el balón parado del Colegios Diocesanos puede con el Real Ávila
Cyl dots mini

El empuje y el balón parado del Colegios Diocesanos puede con el Real Ávila

Encuentro entre Colegios Diocesanos y Real Ávila. (Foto: Edgar Palomo)

Los colegiales aprovecharon su poderío a balón parado en la segunda parte para remontar y apuntarse el primer derbi entre el Diocesanos y el Real Ávila en la categoría nacional

Colegios Diocesanos: Darío, Nacho, Héctor, Víctor, Encinar, Juli, Pablo Negro, Hidalgo, Quique (Vicente), Oli, Mayorga (Iván Vila)

Real Ávila: Johan, Pascual, Llorián, Tena, Marcos, S.Ramos, Ramiro (Calderón), Domingo, Garrido, Rubiato (Marcelo), De Mesa (Cristian)

Goles: 0-1 Rubiato, 1-1 Oli, 2-1 Iván Vila

Justa victoria del C.D. Colegios Diocesanos ante el Real Ávila por 2-1 en el primer derbi abulense entre los dos conjuntos en categoría nacional. Un triunfo histórico de los colegiales que creyeron más en la victoria que los encarnados, gracias a su empuje en la segunda parte y su enorme efectividad a balón parado, que propició sus dos goles para remontar el partido.

 

El choque tuvo tensión y emoción desde el primer minuto, un ida y vuelta constante y sin un claro dominador del juego, ya que ambos contendientes apostaron por balones largos. Avisaba el Real Ávila en el minuto 25 tras una jugada por la banda derecha de Rubén Ramiro con un centro al área que Oli no acertaba a despejar, dejando el balón muerto en la frontal a Álex Garrido que disparaba flojo a las manos de Darío.

Sin embargo, los de amarillo también tuvieron la oportunidad de adelantarse en el electrónico tras una mala salida de Johan, que casi estuvo de aprovechar Quique con un disparo que se marchó desviado al lateral de la red tras recortar al cancerbero.En el minuto 42 llegó el primer tanto del encuentro mediante un buen envío largo de Javi de Mesa a Rubiato, que el veterano delantero aprovechó picando con maestría el balón ante la salida a la desesperada de Darío para dar ventaja a los de Jimeno.

Tras la reanudación, el Real Ávila tuvo la ocasión de poner tierra de por medio mediante un contraataque dirigido por Rubén Ramiro, que ve por rabillo del ojo a Álex Garrido por el carril izquierdo pero su disparo se marchaba blando a las manos de Darío. A partir de ese momento el Real Ávila desapareció en ataque y el Diocesanos subió una marcha más para buscar el empate.

 

Los de Somoza hicieron valer su poderío a balón parado. Primero avisó Mayorga con un testarazo claro pero blando a las manos de Johan, aunque en el minuto 75 encontraron el premio con el gol de Oli tras el saque de Juli por abajo. Los colegiales tenían cogido el punto al partido ante un Real Ávila ofensivamente nulo y sin el control del juego.

El míster barraqueño fue claramente a por el partido con la inclusión en el campo de Vicente e Iván Vila. Precisamente este último a punto estuvo de cazar un buen centro de Pablo Negro desde la banda izquierda. Aunque en el minuto 90 no falló el delantero vasco, ex del Real Ávila al igual que Oli, para anotar el tanto de la victoria del Colegios Diocesanos ante el delirio de la parroquia local.

Con este resultado el Colegios Diocesanos asciende a la quinta posición de la tabla en el Subgrupo B dentro del Grupo octavo de Tercera División, mientras que el Real Ávila sigue en la segunda posición, a 8 puntos de la Gimnástica Segoviana, líder indiscutible.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO