El director salmantino Carlos Therón presenta 'Lo dejo cuando quiera', una comedia para "reflexionar sobre las cosas"

Carlos Therón en el preestreno de Lo dejo cuando quiera en El Tormes

El centro comercial El Tormes ha acogido el preestreno de una película que cuenta la historia de tres amigos que estudiaron mucho pero se dieron cuenta de que no tenían nada.

Los cines del Centro Comercial El Tormes, Van Dyck Tormes, han acogido el preestreno de 'Lo dejo cuando quiera', la nueva película del director salmantino Carlos Therón. Se trata de una comedia que cuenta la historia de tres amigos que “estudiaron mucho, no salían de noche, se esforzaban y con la crisis, como le ha pasado a mucha gente, se dieron cuenta de que no tenían nada”. Así explicaba el director salmantino la premisa de la que parte esta película que comienza, además, con un plano especial “uno de mis favoritos porque es difícil de ejecutar y además es importante para la historia”.

 

Los actores David Verdaguer, Ernesto Sevilla y Carlos Santos dan vida a los protagonistas que un día deciden dar una solución a sus problemas aprovechándose del descubrimiento de uno de ellos, un complejo vitamínico “que hace a la gente más feliz. Pedro, Arturo y Eligio serán a partir de este momento “tres empollones que viven como peces fuera del agua”. Así ha resumido esta tarde Carlos Therón el argumento de esta película que se sirve de la comedia “como mejor forma de contar las cosas”. “La comedia no tiene buena prensa, se trata con cierta ligereza pero a cambio el público no juzga tanto”, añade el director.

 

Therón se ha referido también a la dificultad de elegir a los actores protagonistas porque “hoy en día hacer un casting es complicado”. Y es que según afirma el surgimiento de las nuevas plataformas y la producción de series ha animado este mercado como nunca lo había estado antes. “Esta series fomentan además que aparezca gente nueva y eso siempre es enriquecedor”.

 

 

Además de las dificultades del casting se suma “la tortura” del rodaje, unos días intensos que convierten en adición este trabajo, porque asegura Therón “yo esto no lo dejo cuando quiero”. El director salmantino trabaja a fondo el guión y procura que en la primera toma quede reflejado lo que allí está escrito, sin embargo hace varias tomas después para que los actores puedan hacer sus propias aportaciones. “Es lo más divertido”, el  problema siempre es el tiempo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: