El Consistorio trabaja en aplazar el calendario de pago de tributos a empresas y particulares por la crisis sanitaria

Ayuntamiento de Ávila.

El Ayuntamiento de Ávila trabaja en una operación de tesorería que le permita aplazar el calendario de pago de tributos a empresas y particulares como consecuencia de la crisis sanitaria y las medidas que se están tomando para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha dado cuenta de estos trabajos que están realizando los servicios económicos municipales en la reunión de hoy de la Junta de Gobierno Local, que se ha celebrado de nuevo de forma telemática. En la Junta de Gobierno Local, asimismo, se ha dado cuenta de los decretos sobre los efectos económicos en contratos suspendidos ante la situación derivada de la Covid-19 y de suspensión del servicio del Punto Limpio, por esta misma causa.

 

Estos decretos buscan garantizar la mayor protección posible de las empresas que dispensan servicios municipales y sus trabajadores a raíz de la suspensión de servicios y actividades para luchar contra la propagación del nuevo coronavirus.

 

Esto implica que, para los servicios suspendidos, se abonarán los gastos correspondientes a un mes de marzo ordinario. Además y mientras la situación se mantenga o el Ayuntamiento decida la reanudación de la actividad, se abonarán los gastos salariales del personal adscrito al servicio, los gastos por mantenimiento de la garantía definitiva durante la suspensión del contrato y también los gastos de alquileres de mantenimiento o coste de maquinaria, instalaciones y equipos durante la suspensión del contrato. Igualmente, se contemplan los gastos de las pólizas de seguro previstas en el pliego del contrato del servicio.

 

En este sentido y dado que la mayor cuantía recae en el capítulo de salarios, será condición inexcusable que no se haya tramitado un ERTE ni sustanciado despido alguno. La Junta de Gobierno celebrada hoy en el Ayuntamiento de Ávila ha dado cuenta, además, de la declaración de luto oficial decretada ayer, así como de varios reconocimientos extrajudiciales de créditos, por una suma de 96.311,31 euros para abonar diversas facturas pendientes, como las acumuladas de finales de 2018 y principios de 2019 de gasto de luz en centros de salud de consultorios médicos de barrios anexionados o diferentes dependencias de Servicios Sociales, como las ludotecas, el Centro de Mayores o los CEAS.

 

También se incluyen en este montante facturas de este año 2020 relacionadas con el programa Kedada de febrero o envíos postales, entre otros.

 

Ayudas para el IBI y la tasa de basuras, becas de comedor y Cuota Cero

Además, en la Junta de Gobierno se ha dado cuenta de un expediente de modificación presupuestaria por transferencias, por 190.000 euros, así como de una propuesta de gasto en subvenciones por 112.821,01 euros.

 

Con cargo a esta cuantía, el Ayuntamiento de Ávila destinará 47.821,01 euros a las becas de comedor escolar para el curso 2020/2021, de las que se vienen beneficiando unas 200 familias, y 40.000 euros, a las ayudas para desempleados para afrontar los pagos del IBI y la tasa de recogida de basuras, de las que el año pasado se beneficiaron 240 personas.

 

También se engloban en este montante de subvenciones 25.000 euros dirigidos a la línea municipal de ayuda ‘Cuota Cero’ para personas emprendedoras. Estas subvenciones están dirigidas a quienes inician una actividad económica en la ciudad, así como a las trabajadoras autónomas que se reincorporan al trabajo tras el cese de su actividad por maternidad, adopción u otras circunstancias. De estas ayudas se beneficiaron 35 personas el año pasado.

 

En cuanto a las reservas de agua, de las que, como cada semana, se ha dado cuenta en la reunión de la Junta de Gobierno Local, continúan al cien por cien a fecha 31 de marzo, 37,7 puntos por encima de la misma fecha del año pasado. El abastecimiento se está realizando desde el embalse de Serones.