El Consejo de Seguridad Nuclear aprueba un convenio con la USAL para la vigilancia radiológica en Juzbado

Fábrica de Enusa en Juzbado

El objetivo es desarrollar los Programas de Vigilancia Radiológica Ambiental Independiente (PVRAIN) a lo largo de los cuatro próximos años (2020-2023).

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha aprobado en su reunión de este miércoles diferentes convenios entre el regulador nuclear y diversas universidades relacionadas con los programas de vigilancia radiológica ambiental en España.

 

Por un lado, se proponen convenios específicos con las universidades de León, Salamanca, Cáceres y Sevilla para desarrollar los Programas de Vigilancia Radiológica Ambiental Independiente (PVRAIN) a lo largo de los cuatro próximos años (2020-2023) en los entornos de la central nuclear Santa María de Garoña, la fábrica de combustible nuclear de Juzbado y la planta Quercus, la central nuclear de Almaraz, la clausurada fábrica de uranio de Andújar y el centro de almacenamiento de El Cabril, respectivamente.

 

Este tipo de acuerdos, según señala el CSN, son una práctica habitual porque sirven para cumplir la misión encomendada desde su creación de vigilar y controlar las descargas de materiales radioactivos al exterior de las instalaciones nucleares y radiactivas.

 

La Red de Estaciones de Muestreo (REM) se compone de dos tipos de redes complementaroas: la red densa, compuesta por numerosos puntos distribuidos por todo el territorio y la red de alta sensibilidad o espaciada, en la que se realizan medidas de pocos puntos pero aplicando técnicas que permiten detectar niveles muy bajos de radioactividad.

 

Por último, CSN recalca que los convenios aprobados para el periodo 2020-2023 corresponden al programa de vigilancia de la atmósfera y el medio terrestre, en el que se realizan medidas de la radiactividad en muestras de suelo, aire, agua potable o leche.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: