El Consejo de Gobierno autoriza el Programa de Fomento para Ávila con una inversión de 26 millones de euros

Polígono Industrial de La Colilla.

Para favorecer la reactivación industrial y la generación de empleo en la capital

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado este jueves la aprobación por parte de la Consejería de Empleo e Industria del Programa Territorial de Fomento para Ávila 2020-2024, con el fin de favorecer la reactivación industrial y la generación de empleo en la capital y su entorno y que cuenta con una dotación económica de 26 millones de euros.

 

El documento, integrado en el Plan Director de Promoción Industrial de Castilla y León, contiene iniciativas sobre suelo industrial, para el impulso de infraestructuras logísticas, apoyos financieros específicos y para la generación y transferencia del conocimiento, medidas para la promoción del emprendimiento y en materia de simplificación administrativa. El compromiso de inversión de la Junta asciende a 26 millones de euros, lo que implica que aportará más del 75 por ciento del montante total fijado en 34,5 millones.

 

Los programas territoriales de fomento para una o varias zonas geográficas de la Comunidad son herramientas de gestión de política económica previstos en la Ley 6/2014, de 12 de septiembre, de Industria de Castilla y León, para su aplicación en áreas en declive o que presentan especiales necesidades de reindustrialización.

 

El Plan Director de Promoción Industrial --aprobado por el Gobierno autonómico en junio de 2017 y refrendado en septiembre en las Cortes por una amplia mayoría de grupos parlamentarios-- establece qué condiciones pueden determinar su aprobación. Entre otras circunstancias, el documento alude a la singularidad de algunas zonas o al deterioro de su mercado laboral como causas que justifican una actuación especial de la Administración.

 

La capital abulense y su entorno cumplen los supuestos previstos en el Plan Director de Promoción Industrial, motivo por el que la Junta ha autorizado esta mañana la aprobación de un programa territorial de fomento para este municipio y su área de influencia, tal y como avanzó su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, el pasado 21 de julio en las Cortes.

 

El ámbito territorial del plan queda delimitado a la capital abulense, sus siete pedanías --Aldea del Rey Niño, Alamedilla del Berrocal, Bernuy Salinero, Brieva, Vicolozano, Narrillos de San Leonardo y Urraca Miguel-- y el municipio de La Colilla.

 

Los objetivos generales de este programa son configurar Ávila como un territorio atractivo para la inversión productiva; promover actividades con potencial de crecimiento, que contribuyan a la diversificación económica y del empleo, e incrementar el esfuerzo en innovación y desarrollo tecnológico, en particular, en torno a los sectores tractores de la economía de la provincia, como el agroalimentario, la automoción o las energías renovables.

 

Asimismo, el plan se marca como retos facilitar la financiación necesaria, en condiciones favorables y preferentes, para impulsar la creación de empresas y la expansión de las existentes; mejorar la cualificación del capital humano y trabajar por retener y atraer talento, y finalmente reforzar la colaboración institucional para garantizar una mayor eficiencia de las acciones que van a desarrollarse.

 

IMPULSO A LOS POLÍGONOS

Las medidas previstas para la consecución de estos fines se estructuran en siete apartados. El primero hace referencia al suelo industrial y, en concreto, prevé actuaciones en tres polígonos de la zona, en los que la Junta invertirá 20 millones de euros. En particular, en Vicolozano, de titularidad autonómica, se recoge la bonificación del 50 por ciento en el precio de venta de los terrenos y la mejora de sus dotaciones y servicios, así como el compromiso por parte del Gobierno de la Comunidad de acometer la ampliación futura de su superficie, una vez completados los trámites municipales preceptivos.

 

Junto a esto, el Ejecutivo de Castilla y León participará en los planes para la revitalización de Las Hervencias y La Colilla, recintos propiedad de otras instituciones, y manifiesta su disposición a cofinanciar proyectos de renaturalización siempre que las corporaciones locales capten previamente fondos europeos para este fin.

 

El segundo apartado está dedicado a las infraestructuras y contempla el impulso a una plataforma logística agroalimentaria, a la que el Gobierno autonómico inyectará un millón de euros. A través de esta herramienta se pretende generar un espacio de colaboración entre la administración y las empresas de este sector estratégico en la economía provincial, que ayude a las compañías a comercializar sus productos de forma más eficiente.

 

El tercer eje del plan es la financiación, que se canalizará a través de la Lanzadera Financiera --otorgando prioridad a los proyectos que se implanten en este territorio-- y de la constitución de un fondo de capital riesgo específico --gestionado por Sodical Instituto Financiero--, dotado con tres millones de euros y dirigido a apoyar iniciativas de reindustrialización a través de préstamos participativos o la entrada temporal en el capital.

 

CAPTACIÓN DE PROYECTOS

Al hilo de lo anterior, el cuarto bloque se centra en la captación de proyectos empresariales. Esto implica, por un lado, intensificar la búsqueda de inversiones productivas para la zona y, por otro, favorecer que este tipo de iniciativas puedan acceder con más facilidad a las subvenciones que gestiona la Administración autonómica. Asimismo, dentro de este epígrafe, se incluye como reto trabajar por elevar el grado de implantación de la Responsabilidad Social Empresarial en el tejido empresarial.

 

En quinto lugar, el Programa Territorial de Fomento para Ávila y su entorno contempla el impulso a un Centro de Transferencia del Conocimiento, Innovación y Emprendimiento, orientado a los sectores tractores de la economía abulense, al que la Junta aportará una financiará de dos millones de euros. Su función será la de proporcionar al tejido productivo capital humano cualificado y asesoramiento técnico y formación en habilidades estratégicas y para el reciclaje de trabajadores; todo ello con el fin de incentivar el emprendimiento y el desarrollo empresarial.

 

El sexto apartado incide en la formación. Se ampliará el catálogo de ciclos en el Centro Integrado de Formación Profesional Agraria de Ávila; se pondrá en marcha un programa de becas específico para promover el relevo generacional en las industrias agroalimentarias familiares, y se promoverá la implantación de un Centro de Referencia Nacional de comercialización, distribución y promoción de productos alimentarios. En este ámbito, jugará un papel destacado la Fundación para el Anclaje Empresarial y la Formación para el Empleo (Fafecyl).

 

Para finalizar, el séptimo y último eje del plan incluye medidas de simplificación administrativa. Se prevé que la Junta declare como de especial trascendencia y urgente actuación la reindustrialización de Ávila y su entorno, lo que permite adoptar acuerdos para la agilización de permisos. De esta forma, los plazos de tramitación de autorizaciones para la puesta en marcha de una nueva actividad productiva pueden reducirse a la mitad.

Comentarios

FRANCISQUITO DE ASIS 31/07/2020 00:00 #1
De lo que he leido es todo bla,bla, bla...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: