El consejero de Sanidad 'desmonta' las promesas sanitarias del pacto entre Mañueco y Ciudadanos

Antonio María Sáez Aguado.

Sáez Aguado recuerda que la reversión del HUBU permanecía abierta y no ve "sencilla" la libre elección de hospital. Ve posible un sistema fiable de información de listas de espera quirúrgicas.

El consejero de Sanidad de Castilla y León en funciones, Antonio María Sáez Aguado, ha recordado que la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) es una opción que permanecía abierta y se estudiará en función de los costes que suponga, como se establece entre las 100 medidas del acuerdo programático entre PP y Cs, en el que también se recoge avanzar en la libre elección de centro hospitalario, algo que ha afirmado que "no es sencillo".

 

Sáez Aguado se ha expresado así en el marco de la entrega de los premios 'José María Segovia de Arana' con los que se reconoce a 14 profesionales que han finalizado este año su formación especializada y a los que se les ofrece un contrato de tres años en la Comunidad.

 

El consejero a apuntado en que la reversión de la concesión del HUBU es una opción abierta y que lo estuvo también en el pasado, pero ha recordado que en el acuerdo se habla de estudiar esta posibilidad si no es gravosa para las arcas públicas, principal "dificultad", aunque está contemplada en el pliego de contratación.

 

En cuanto al coste que tendría esta operación, Sáez Aguado ha aclarado que dependería de si la reversión fuera total o parcial y la posición de la concesionaria porque "existe un contrato" y hay obligación por las dos partes. Como ejemplo de ello ha puesto la obligación de la concesionaria de adquirir cirugía robótica a su cargo o un PET-TAC. El consejero ha agregado que hay experiencias de otras comunidades en las que se ha planteado una reversión en una situación similar y al final no se ha procedido a ello "seguramente" por el posible impacto que pudiera suponer "romper" el contrato.

 

Por otro lado, en cuanto a la libre elección de centro hospitalario en la que se pretende avanzar, el consejero ha advertido de que en Castilla y León "no es sencillo" por sus características territoriales y de población, mientras que en otras comunidades diferentes sí se ha hecho como en Madrid.

 

Sin embargo, ha aclarado que se plantea avanzar en esta cuestión a lo largo de la legislatura y materializarlo al final, para ello se abordarían algunos aspectos. Aunque cree que todo lo que sea avanzar en la libre elección está "muy bien" cree que puede tener algunas dificultades en áreas de salud o provincias donde sólo hay un hospital y elegir sería más complejo porque tendría que ser otro centro en una ciudad distinta a la de la residencia.

 

Además, el titular de Sanidad en funciones ha recordado que en Atención Primaria ya existe esta posibilidad de libre elección, aunque tiene algunas "dificultades territoriales" al elegir centro en otra localidad distinta a la de residencia, aunque en las zonas básicas de salud se hace.

 

Finalmente, respecto a la información sobre las listas de espera en pruebas diagnósticas, que el consejero ha dicho en diversas ocasiones que se trabajaba en la mejora del sistema de recogida de información para poder ofrecer datos fiables, cree que es "posible" llevarlo a cabo. Aún así, ha recordado que la información se facilita, no con periodicidad como las listas de espera quirúrgicas, cuando se pide por parte de los grupos parlamentarios, aunque el sistema no es tan "robusto" y en ocasiones se incluyen datos como primeras consultas y no revisiones, por ejemplo.