El Congreso de Calidad del Aire contó con más de un centenar de visitantes inscritos y participación online desde toda Europa
Cyl dots mini

El Congreso de Calidad del Aire contó con más de un centenar de visitantes inscritos y participación online desde toda Europa

Armando García Cuenca, diputado de Turismo, Asuntos Europeos y Energía en el I Congreso Europeo de la Calidad del Aire.

La segunda jornada contó con especialistas en medio ambiente y sirvió para agradecer la asistencia y colaboración de todos los participantes, así como para presentar proyectos medioambientales.

El Congreso Europeo de Calidad del Aire en el Medio Rural  sirvió como escaparate de proyectos europeos de mejora de la calidad del aire como el NanoSen-AQM Interreg Sudoe en el que participa la Diputación de Ávila y que busca implantar nanosensores que permitan controlar la calidad del aire en pequeños municipios.

 

Armando García Cuenca, diputado de Turismo, Asuntos Europeos y Energía, agradeció a los 21 ponentes su intervención, así como al resto de la organización, que permitió la celebración del congreso sin altercados. Asimismo, indicó que están satisfechos con los más de 100 visitantes inscritos y las más de 70 personas que participaron de manera online desde toda Europa.

 

La segunda y última jornada del congreso contó con la presencia de Miguel Aguado, director de B-Leaf, una empresa de consultoría y comunicación especializada en sostenibilidad, energía y salud.   “Es fantástico tener la perspectiva en el entorno rural de dónde están los contaminantes, poder hacerlo realmente con los datos in situ y  de una forma asequible. Esto para mí era el eje del congreso”, declaró en torno al proyecto de la Diputación.

Aguado señaló la importancia de preguntarse para qué sirven estos proyectos medioambientales, a lo que añadió que son necesarios para medir la calidad de vida de las personas y para asegurar la protección del medio ambiente. El presidente de B-leaf explicó que “no tenemos que hacer que la gente venga al entorno rural o quiera estar en él, porque huye de los sitios donde está mal, sino que tenemos que hacer que uno quiera estar aquí, porque aquí se vive bien, porque hay buena calidad en el entorno rural.”

 

Por otra parte, Joaquín Araujo, naturalista, hizo un alegato sobre el cambio climático y sus consecuencias. “Hace ya mucho tiempo que es demasiado tarde señaló, y justificó esta sentencia porque “hay bastantes síntomas, datos e información científica  de que casi hemos asegurado el colapso climático a partir de la contaminación de la atmosfera y de una falta de respeto absoluta a la naturaleza, la vida y nuestro propia salud.”

 

Sin embargo, Araujo señaló que proyectos como el de los nanosensores e iniciativas como el Congreso Europeo de la Calidad del Aire sirven para rectificar y crear civilizaciones más coherentes y en sintonía con nuestro entorno y con el aire, que como  indica el naturalista es un elemento básico para el ser humano. “No podemos olvidar que cualquier humano que viva 80 años, respira 300 millones de veces”, detalló.

 

Noticias relacionadas