El Comité de Empresa de Nissan accede a negociar pero no aceptará "ni chantajes ni imposiciones"

La primera reunión tendrá lugar el 31 de mayo y se irán sucediendo encuentros hasta el 14 de junio, la fecha límite para haber llegado a un acuerdo.

La Dirección de Nissan ha solicitado este jueves al Comité de Empresa de la fábrica de Ávila la constitución de la Comisión Negociadora para abordar la propuesta de convertir la planta en un centro de piezas de recambio de la Alianza Renault-Nissan.

 

Para Nissan, el objetivo de esta negociación es acordar las condiciones necesarias para la viabilidad del plan de negocio de transformación de la planta de Ávila en una planta de fabricación de recambios, que sería el primer y único centro europeo de este tipo para la Alianza. Para ello, señala la multinacional que "sería fundamental la adopción por parte de los trabajadores de Ávila de las condiciones del convenio laboral de Renault", dentro del polo industrial de Castilla y León que engloba a más de 12.000 trabajadores.

 

Para facilitar el proceso de adaptación de los trabajadores de la planta de Ávila al convenio de Renault, Nissan ha dado a conocer a través de una nota de prensa que tiene previsto un bono de aceptación que supondrá 2,5 veces la diferencia del salario actual con el nuevo convenio. Asimismo, inciden desde la factoría nipona que una vez aceptado el convenio laboral de Renault, los trabajadores de la planta de Ávila que no desearan formar parte del nuevo proyecto podrían acogerse a una baja incentivada, que incluiría 50 días de salario por cada año trabajado. Además, Nissan explicará, en los próximos días y de manera individual para cada empleado, las nuevas condiciones salariales.

 

Recuerdan además que Nissan con el proyecto de transformación de la planta de Ávila en un nuevo centro de producción de recambios tiene prevista la inversión de 40 millones de euros para adaptar las infraestructuras de la planta, así como la formación de todos los empleados de Ávila para desarrollar nuevas competencias en materias de sellado, soldadura o ensamblaje.

 

Asimismo, la empresa japonesa quiere destacar también la estabilidad en el empleo que ofrecería este proyecto de piezas de recambio, dado que las marcas de automóviles están obligadas a proporcionar piezas de repuesto de sus vehículos durante 10 años. En este centro se fabricarían piezas para los modelos de Renault y Nissan en Europa y Rusia.

 

Por su parte, el Comité de Empresa de la planta de Nissan en Ávila ha expuesto su predisposición para seguir negociando aunque el presidente del Comité, Rubén Zazo, ha asegurado que no van a aceptar ningún chantaje ni ninguna imposición por parte de la empresa.

 

Además, Rubén Zazo ha revelado su malestar porque la factoría ha mostrado "una falta de interés y respeto" hacia la plantilla, ya que de las tres peticiones efectuadas por el Comité de empresa, Nissan no ha llevado a cabo ninguna. La primera demanda por parte del comité ha sido acceder a las actas correspondientes a otros encuentros; en segundo lugar, conocer los detalles de cómo quedaría la plantilla; y el  tercero el calendario de reuniones que antes de las declaraciones a los medios de comunicación no se les había entregado. 

Noticias relacionadas