El Colegio Pablo VI celebra el Día Internacional de la Paz

Alumnos del Colegio Pablo VI. Archivo

Con esta celebración el centro pretende contribuir "a la socialización de los alumnos, la convivencia en la escuela y la transmisión de los valores intrínsecos a una coexistencia en armonía".

Un año más toda la comunidad educativa del Colegio Diocesano Pablo VI, desde los  alumnos más pequeños a los mayores, desde los profesores a los padres, va a celebrar el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Con esta celebración el centro pretende contribuir "a la socialización de los alumnos, la convivencia en la escuela y la transmisión de los valores intrínsecos a una coexistencia en armonía".

 

El acto central de esta semana se realizará el viernes 27 de enero a las 11.30 horas cuando todos los alumnos del Colegio Diocesano Pablo VI se unirán en un acto conmemorativo en el patio del colegio, para celebrar como otros millones de niños y jóvenes de todo el mundo el Día Internacional de la Paz.

 

Durante esa jornada se desarrollarán en las diferentes clases una variada gama de actividades y tutorías extraordinarias relacionadas con la fecha que se celebra. En estas actividades se continuará con el Proyecto de Hermanamiento entre las clases de alumnos más mayores con los más pequeños del colegio que se viene realizando en el centro desde inicio de curso.

 

En este hermanamiento los alumnos más mayores explicarán a sus compañeros más pequeños el sentido de celebrar este día, para posteriormente participar en un acto conjunto en el patio del colegio, donde alumnos, padres y profesores transmitirán el optimismo de una comunidad educativa que consciente de las dificultades de nuestros tiempos apuesta por el trabajo en justicia, libertad y respeto para alcanzar la Paz.

 

Durante el acto central la escolanía del colegio estrenará una canción dedicada al conflicto en Siria y su repercusión sobre los niños y jóvenes de ese país, dentro del proyecto 'Castilla y León canta por Siria'.

 

El acto finalizará sobre las 11.50 horas con la realización de un simbólico “mannequin challenge” en el que participarán aproximadamente 1.500 personas, entre alumnos, profesores y familias, con un grito final de “no queremos quedarnos quietos frente a las injusticias y apostamos por la Paz”.