El Colectivo Azálvaro denuncia la muerte de varias aves protegidas en el vertedero Ávila- Norte

Aves muertas en el cementerio Ávila- Norte. (Foto: Colectivo Azálvaro)

La organización reclama que terminen cuanto antes las obras en el Centro de Tratamiento de Resíduos para evitar la muerte de especies protegidas

El Colectivo Azálvaro ha reanudado las campañas de vigilancia y denuncia ambiental, en las inmediaciones del Centro de Tratamiento de Residuos Ávila-Norte durante las obras que se están acometiendo de ampliación del vertedero. En dicho lugar, algunos miembros han localizado nuevos casos de mortalidad de fauna protegida en su entorno, en concreto de 3 buitres leonados y 1 buitre negro. A los que hay que sumar, según ellos, un ejemplar de buitre negro con el ala derecha lesionada posiblemente por colisión con la línea eléctrica.

 

Ante los hechos, el Colectivo Azálvaro dio aviso a la Delegación Territorial de Medio Ambiente Ávila que movilizó a dos celadores medioambientales que se desplazaron hasta el lugar para comprobar lo sucedido, recoger los restos de los cadáveres encontrados y el ejemplar de buitre negro herido en el ala derecha. Los agentes ante estos hechos hicieron el traslado del ejemplar, recogido por miembros del Colectivo Azálvaro, al vehículo oficial, para su posterior ingreso en el Centro de Recepción de Fauna de Ávila. De igual modo, el Colectivo realizó la correspondiente denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) para su traslado a la Autoridad Judicial.

 

Según denuncia este colectivo, los restos de los cadáveres encontrados de especies protegidas en diferentes grados de descomposición en las inmediaciones del vertedero, "indica la falta de eficacia y resultados del programa de vigilancia establecido en la fase de diseño, ejecución y construcción". El Colectivo Azálvaro señala en este sentido que las rapaces carroñeras "siguen acudiendo por centenares al vertedero, donde son vulnerables a la ingesta de productos tóxicos y también a la de plásticos. Estos últimos se acumulan en su tracto digestivo provocándoles lesiones y la muerte por obstrucción digestiva".

 

En opinión del Colectivo Azálvaro el Centro de Tratamiento de Resíduos "se halla inmerso en unas obras que no acaban nunca y, lo que es peor, no van a terminar con los dos más graves problemas de mortalidad que genera esta instalación: las muertes en tendidos eléctricos y las muertes de aves por ingesta de productos tóxicos y de plásticos", finalizan desde la organización.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: