El césped del Sánchez Granados “se comerá” el 80% del presupuesto para instalaciones deportivas

El grupo municipal de Izquierda Unida advierte del riesgo de centrar el presupuesto disponible en una única inversión pese a los numerosos problemas que suman espacios deportivos como San Antonio, las pistas de la Ciudad Deportiva, su pabellón cubierto, el CUM Carlos Sastre o la cubierta multiusos.

El grupo municipal de Izquierda Unida llama la atención sobre la decisión adoptada en la Comisión de Deportes por la que el 80 por ciento del dinero destinado a inversiones en instalaciones deportivas se empleará en la renovación del césped del Manuel Sánchez Granados. Una decisión sobre la que la formación de izquierdas llama la atención “no por considerar que este espacio no requiera de una inversión, que lo necesita, sino porque la misma se comerá el presupuesto disponible para inversiones en instalaciones deportivas, muy necesitadas”.

 

Insiste el grupo municipal de Izquierda Unida en la situación en la que se encuentra el mapa deportivo de la ciudad cuando a instalaciones se refiere. “Hablar de instalaciones deportivas en Ávila es hablar de problemas y más problemas. Es hablar de goteras en el CUM Carlos Sastre, de condensación y deterioro del pabellón cubierto de la Ciudad Deportiva, de pistas de atletismo cada vez en peor estado y que obligaba a suspender pruebas el pasado fin de semana durante la celebración del Campeonato Provincial de Atletismo de los Juegos Escolares, de una cubierta multiusos que requiere de mejoras o de un pabellón de San Antonio obsoleto y que cada año acumula más problemas”. Un escenario “en el que cabe preguntarse si, después de la importante inversión que se llevó a cabo en los campos de Sancti Spíritu el año pasado, y a expensas de un nuevo proyecto en todo el espacio del Adolfo Suárez cuyo convenio de utilización y usos está por definirse, es la inversión en el Manuel Sánchez Granados, que lo necesita, la prioritaria”.

 

Una pregunta que tendría solución “si el Partido Popular hubiera querido poner en marcha el aprobado Plan Director de Instalaciones Deportivas”, un documento clave para la ciudad “pero que sigue olvidado”. Porque el mismo “sería la herramienta lógica, desde el punto de vista técnico, deportivo y organizativo, para el aprovechamiento, utilización e inversión de los espacios deportivos de la ciudad. Porque tenemos instalaciones en la ciudad totalmente olvidadas y en un estado lamentable y van a seguir en ese estado al menos un año más”. Es por ello que desde el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila se ha emitido un voto en contra a esta decisión. “No es un voto en contra a la reparación de uno de los campos del Manuel Sánchez Granado, sino un voto en contra a la falta de organización de un equipo de Gobierno del Partido Popular que sigue actuando a impulsos y sin un plan definido de lo que quiere para la ciudad y sus espacios deportivos”.