El Centro Infantas se encuentra en proceso de adaptación a la nueva normativa regional

Así lo asegura la Diputación de Ávila después de que la FeSP denunciara el incumplimiento de los acuerdos del Gobierno provincial con la Junta de Castilla y León.

El Centro Residencial ‘Infantas Elena y Cristina’, dependiente de la Diputación de Ávila, se encuentra en un proceso de adaptación a la nueva normativa de la Junta de Castilla y León de funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a personas mayores en la comunidad autónoma.

 

Así lo han indicado desde el Gobierno provincial después de que la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP) denunciara este jueves que el pasado mes de noviembre, cuando según el sindicato finalizó el plazo otorgado por la Junta para la adecuación del centro, la institución solicitó al Gobierno regional la Autorización Definitiva de Funcionamiento del Centro sin haber concluido las modificaciones estructurales necesarias, por lo que le fue denegada.

 

Desde la Diputación aluden al Decreto 2/2016, de autorización y funcionamiento de estos centros, que establece una serie de requisitos a los que deben adaptarse todas las instalaciones de estas características, siguiendo un modelo de atención integral a personas mayores basado sobre la calidad de vida, que centrará su actuación en unidades de convivencia.

 

En este sentido, informan de que este proceso de adaptación implicará una serie de actuaciones que se sumarán a las que se han venido realizando en el último año en estas instalaciones, "cumpliendo el compromiso firmado en noviembre de 2015 por la Diputación de Ávila y la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León". Entre las medidas adoptadas, además de las administrativas, señalan que se ha implantado un programa de fisioterapia y de terapia ocupacional para los usuarios, que tienen a su disposición y también un doble menú en comida y cena.

 

Manifiestan que, siguiendo este proceso, además, el pasado mes de enero se remitió a la Junta de Castilla y León la documentación oportuna relacionada con las intervenciones pendientes de acometer y los plazos estipulados, con el objetivo de continuar adaptando las instalaciones a la normativa autonómica.

 

La Diputación de Ávila asegura que durante este proceso velará por la calidad asistencial de los usuarios del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina.