El Centro Infantas Elena y Cristina implanta un "sistema revolucionario" de climatización

Presentación del sistema de climatación.

Gracias al apoyo de la Diputación de Ávila y de la empresa Delta Doré, el complejo residencial contará con una instalación pionera en la domotización.

Esta mañana se ha presentado en el Centro Residencial Infantas Elena y Cristina uno de los sistemas de climatización más innovadores de España, el auspiciado por la empresa Delta Doré. Esta instalación se ha implantado allí recientemente y permite automatizar todos los termostatos del complejo en un único dispositivo portátil.

 

La presentación del dispositivo se ha llevado a cabo en rueda de prensa ofrecida por Beatriz Díaz Morueco, diputada por el Partido Popular de Ávila, Joan Carles Rubio, gerente de Delta Doré en España y Jesús Manuel Martín, oficial del Servicio de Construcciones Civile de la Diputación.

 

La representante de la Diputación ha querido destacar que la institución "tiene un compromiso con la eficiencia energética y la sostenibilidad", y por ello han impulsado esta instalación, "que sintetiza todo el sistema operativo de la climatización de este complejo en un dispositivo móvil, además de que no se ha realizado ninguna obra civil para ello, lo cual ha reducido muchos costes".

 

El director de Delta Doré afirma que para su empresa "esta instalación ha sido todo un reto, puesto que el centro cuenta con ocho pabellones y normalmente nosotros trabajamos en un solo edificio, por lo que en este proyecto han aprendido mucho". Joan Carles ha aclarado que el sistema "funciona con la tecnología de la radio y fue concebida para la regulación" a gran escala.

 

Jesús Manuel Martín declara que "llevábamos demandando este sistema durante dos años, y este sistema ha sido el único que nos ha ofrecido lo que queríamos, ya que apenas existen instalaciones inalámbricas en el mercado". De hecho, ha destacado que este sistema "es verdaderamente revolucionario para todo tipo de instituciones públicas, y por ello se presentará públicamente más adelante".

 

Además de las evidentes ventajas de monitorizar electrónicamente el sistema, el oficial del Servicio de Construcciones Civiles señala que "en este proyecto se invirtieron menos de 10.000 euros, y si se hubiera implantado un sistema cableado se hubieran gastado unos 200.000 euros, sin tener en cuenta las obras civiles que deberían haberse ejecutado".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: