El Centro de Investigación del Cáncer participa en la identificación de un nuevo mecanismo en el desarrollo de tumores

Esta investigación, liderada por el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja, permitirá avanzar en el diagnóstico temprano del cáncer, abrirá la puerta a nuevas terapias

El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) ha descubierto cómo el incorrecto funcionamiento de un conjunto de genes conocido como complejo integrador es una de las causas que favorece la proliferación de tumores. Una investigación que ha contado con la colaboración del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y las universidades de Oslo (Noruega) y Braunschweig (Alemania) y cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Plos Genetics.

 

Así lo ha anunciado la consejera de Salud de La Rioja, María Martín, acompañada por el director de Investigación del CIBIR, Eduardo Mirpuri, y por el investigador principal de la Unidad de Proliferación y Diferenciación en Cáncer, el Juan Cabello.

 

La consejera de Salud ha explicado que "el nuevo descubrimiento del CIBIR, que ha descrito por primera vez en un modelo animal cómo la alteración en un conjunto de genes desencadena la aparición de tumores, permitirá avanzar en el diagnóstico temprano del cáncer, abrirá la puerta a nuevas terapias y ofrecerá una mayor precisión sobre el pronóstico de la enfermedad".

 

El nuevo mecanismo identificado por el CIBIR ha sido hallado gracias al estudio del complejo integrador, un conjunto de genes que producen proteínas. A su vez, estas proteínas son las responsables del correcto funcionamiento del organismo. Precisamente, los investigadores de la Unidad de Proliferación y Diferenciación en Cáncer han identificado cómo la presencia de células cancerígenas está correlacionada con el mal funcionamiento, mutación o alteración en este conjunto de genes. Para validar su investigación, los científicos comprobaron esta correlación en el modelo animal Caenorhabditis elegans, un nematodo o gusano de 1 milímetro de longitud ampliamente utilizado en investigación por su grado de homología con el ser humano.


De esta forma, los resultados de la investigación abrirán la puerta a futuras investigaciones en el ámbito clínico con el objetivo de desarrollar moléculas o terapias en este tipo de pacientes para diagnosticar de manera precoz el cáncer y categorizar el estadio de la enfermedad, circunstancia fundamental para la administración del tratamiento más eficaz.

 

El grupo científico liderado por el doctor Cabello enfoca su estudio en el campo de la diferenciación y proliferación celular, transformaciones que desencadenan el desarrollo embrionario y procesos tumorales como consecuencia de que las células deben dividirse a gran velocidad para generar todas las que conforman un organismo adulto. Asimismo, esas células deben diferenciarse para formar los distintos tejidos que conforman un organismo, siendo un proceso que ocurre de manera controlada. Sin embargo, complicaciones en los genes que regulan estos procesos derivan en problemas de diferenciación que definen a las células tumorales, objeto de estudio de la unidad de investigación del CIBIR.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: