El 'catecismo' para mejorar la convivencia en casa en tiempos de coronavirus

Ideas para mejorar la convivencia familiar en estos momentos de tensión.

Es importante ser consciente de que se necesita una dosis extra de paciencia y comprensión por parte de todos en estos momentos en que tenemos que pasar tanto tiempo en casa por eso siguiendo estas normas la convivencia puede resultar más llevadera. 

 

1. Establece una rutina: hazte un horario. En la medida de lo posible trata de hacer lo que hacías antes, aunque sea en línea o por videoconferencia: trabajar, hacer gestiones administrativas, llamadas con familiares y amigos. Si por lo que sea ya no puedes trabajar, sigue leyendo. No hacer nada sólo genera ansiedad y depresión.

 

2. Aprende a identificar y gestionar tus emociones. Es posible que estemos más sensibles o nerviosos en esta situación tan infrecuente en nuestras vidas.

 

3. Aprovecha para hacer cosas que en una situación normal no podrías hacer por falta de tiempo: formarte, ordenar, limpiar, arreglar cosas de casa, dedicar tiempo a tus aficiones (escuchar música, cocinar, pintar, leer, jugar a juegos de mesa, coser, escribir, hacer manualidades, cuidar plantas o animales, bailar...), meditar.

 

4. Haz ejercicio físico: entrena al menos 30 minutos al día con una tabla de ejercicios o guiándote por cualquier video o aplicación que se ofrece en internet.

 

5. Disfruta el tiempo que tienes para disfrutar de tus hijos y otros posibles familiares con los que estés compartiendo estos días.

 

6. Llega a un acuerdo familiar para generar un buen clima: reuníos para repartir de forma consensuada las tareas que va a desempeñar cada integrante de la familia en estos días.

 

7. Elaborad entre todos, una serie de normas de convivencia.

 

8. Ten una actitud de generosidad y servicio en la familia, sabiendo que son momentos en los que hay que hacer especiales esfuerzos de comprensión y paciencia.

 

9. Haz el ejercicio de no hablar únicamente del coronavirus y sus consecuencias.

 

10. Controla el uso de móviles y otros dispositivos: no abuses de ellos y te aísles.

 

11. Trata de generar conversaciones positivas y sanas.

 

12. Respeta mucho los espacios de cada integrante de la familia, sin invadir ni entorpecer la rutina de cada uno: llama a la puerta, mantén un tono de voz agradable y sereno y sé respetuoso.

 

13. Favorece un equilibrio entre dedicar tiempo para la reflexión individual y el silencio, y dedicar tiempo y actividades para compartir en familia.

 

14. Utiliza el humor para ayudar a quitar posibles tensiones o conflictos.

 

15. Asume estos días encerrado en casa sabiendo que es para un bien superior.

 

16. Si te ves incapaz de gestionar este tiempo con paz y serenidad, pide ayuda.

 

17. Dale rienda suelta a la creatividad para ser la mejor versión de ti mismo y crecer.