El Cardenal Blázquez, entre los homenajeados de la diócesis en la fiesta de San Juan de Ávila

El próximo 10 de mayo se celebra la memoria litúrgica de San Juan de Ávila, patrono del clero secular español. Un día de encuentro en el que participan un notable número de sacerdotes diocesanos junto al obispo, y en el que se celebran los aniversarios de ordenación presbiteral.

Un día de fiesta y de convivencia en estos momentos en los que nuestros sacerdotes necesitan avivar la comunión para la misión que les confía el Señor. Y todo ello, volviendo a su casa, donde comenzó su camino vocacional: el Seminario Diocesano.

 

La jornada comenzará a las 11 horas en la capilla del edificio de la Avenida de la Inmaculada, donde se celebrará la Eucaristía, presidida por el Cardenal Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez (natural de esta diócesis de Ávila). En ella se rezará especialmente por los sacerdotes y familiares fallecidos en este año. A continuación, en torno a las 12:30 horas, tendrá lugar la conferencia que servirá para clausurar la Formación Permanente del Clero (que se ha venido desarrollando desde el pasado mes de enero). El encargado de pronunciarla será el propio Mons. Blázquez, bajo el título "Memoria y gratitud, a los cincuenta años de la ordenación sacerdotal”

 

Además, como es habitual, en este día de fiesta para el clero, se rendirá un agradecido homenaje a los sacerdotes que cumplen sus aniversarios de ordenación. Los ordenados en 1957, que celebran sus Bodas de Diamante son: Saturnino Fernández Martínez (Sanchidrián, 1933), jubilado, párroco emérito de Barromán; Juan José Martín Jiménez (Poyales del Hoyo, 1933), jubilado, adscrito a la parroquia de Candeleda; Fabián Moreno Reviriego (Santa María del Berrcoal, 1929), jubilado, párroco emérito de Cepeda de la Mora o Pedro Bernardo, entre otros; Práxedes Serranía Bermejo (Gil García, 1932), párroco de Bernuy Salinero; y Anselmo Rujas Martínez (Madrid, 1932), adscrito a la parroquia de San José Obrero.

 

Celebran sus 50 años de ordenación sacerdotal (ordenados en 1967): Mons. Ricardo Blázquez (Villanueva del Campillo, 1942), Cardenal Arzobispo de Valladolid; Justo García González (Navarredondilla, 1939), canónigo de la Catedral del Salvador, director de la Oficina diocesana de Peregrinaciones, y párroco de Navarredondilla y San Juan del Molinillo, entre otros; Emilio de Tomás Gutiérrez (Arévalo, 1941), párroco de Villanueva del Aceral y Aldeaseca de Arévalo; José María López (Gotarrendura, 1942), Encargado de la gestión del Patrimonio Inmueble de la Diócesis, y durante muchos años Director del Colegio diocesano "Asunción de Nuestra Señora"; y Víctor Romo Gil (Palacios de Goda, 1943), párroco de Sanchidrián y Adanero, entre otros.

 

Este año, no tenemos sacerdotes que cumplan sus Bodas de Plata.

 

La jornada de fiesta concluirá con una comida fraterna de todos los sacerdotes en el mismo Seminario Diocesano.