El campo abulense, en pie de guerra

Manifestación por los derechos del campo abulense. (Foto: Edgar Palomo)
Ver album

Los ganaderos abulenses se han citado en Ávila para luchar por los problemas del campo

Alrededor de 300 personas se han manifestado en Ávila, convocados por los sindicatos agrarios UCCL y UPA, para hacer llegar a las autoridades sus reivindicaciones por los continuos problemas que afectan a agricultores y ganaderos de la provincia abulense.

 

Al igual que pasó el pasado martes en la localidad de Arévalo, donde se concentraron alrededor de 400 tractores, los pequeños agricultores y sus familiares han clamado contra los sucesivos ataques del lobo, han pedido un mayor control de la fauna salvaje y han reclamado una PAC más justa.

 

Con lemas como ‘Si el campo no produce la ciudad se muere’, o ‘Por la supervivencia de la ganadería extensiva’, ésta vez dos centenares de tractores, que han partido desde el Lienzo Norte, han discurrido por la Ronda Vieja, avenida de Portugal, Dos de Mayo, calle Arévalo, hasta llegar a la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en la capital, para terminar en la Subdelegación del Gobierno en Ávila donde han hecho gala de sus reivindicaciones.

 

Precisamente una de esas reivindicaciones incide directamente en los “insuficientes importes” recibidos de la PAC, ya que, según la clase sindical, estas compensaciones se establecieron para evitar el alza de los precios hace muchos años, pero los agricultores siguen vendiendo a precios de hace 30 años, por lo que los importes compensatorios que reciben son insuficientes.

 

Otro de sus reclamos es el continuo ataque de lobos, ya que Ávila es actualmente la provincia que más ataques ha registrado en la Comunidad de Castilla y León, por lo que los ganaderos piden soluciones efectivas y un control por parte de la Junta, si no desaparecerán. Se dice que el lobo está en peligro de extinción, pero el que está en peligro de extinción es el ganadero”, admite Jesús Muñoz, presidente de UCCL en Ávila. Ya que según él, “más del 50% de los ataques de lobo en toda la comunidad se producen en la provincia abulense”.

 

 La fauna salvaje y su control es otra de las reivindicaciones que reclaman los ganaderos, tanto por el peligro de accidentes, como por los riesgos sanitarios que pueden representar. De esta manera, los trabajadores del campo se han unido de esta manera al resto de manifestaciones desplegadas en las últimas fechas por todo el país.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO