El cambio en las rebajas para que vuelvan a ser lo que eran: una ley para devolverlas a enero y verano
Cyl dots mini

El cambio en las rebajas para que vuelvan a ser lo que eran: una ley para devolverlas a enero y verano

Rebajas de enero en el escaparate de un comercio en Ávila. Foto: Ical

El Congreso debate devolver a las comunidades la posibilidad de poner períodos de rebajas como existían antes: dos al año y sin libertad total como ahora.

El Pleno del Congreso de los Diputados decidirá este martes si toma en consideración una proposición de ley para que las comunidades autónomas puedan regular las rebajas del comercio minorista y delimitar en qué momento y hasta cuándo pueden llevarse a cabo. Y es que en estos momentos, aunque por tradición se mantienen las fechas tradicionales y la costumbre de esas épocas, los comercios pueden hacer descuentos especiales o períodos de rebaja cuando quieran.

 

El cambio normativo devolvería a los comercios las rebajas como tradicionalmente se han entendido y que se terminaron con la ley de 2012. Entonces se ampliaron los horarios de apertura del comercio y liberaliza zonas en ciudades turísticas, se eliminaron las restricciones para los periodos de descuentos y se permitió que los elijan los comerciantes, y en rebajas se podía vender cualquier producto aunque no se tuviera antes.

 

Se trata de una proposición de ley remitida por el Parlamento de las Islas Baleares que busca recuperar la regulación de la temporada de rebajas que había antes de que el Gobierno de Mariano Rajoy apostara por su liberalización en julio de 2012, dejando en manos de cada comerciante la duración y el momento de las mismas. La iniciativa pretende devolver a las comunidades autónomas su capacidad para establecer períodos de rebajas, dentro de los límites contemplados en la regulación del comercio minorista aprobada en 1996.

 

Esta normativa establecía dos temporadas anuales de rebajas -una a principios de año y otra en torno al período estival de vacaciones-, con una duración mínima de una semana y máxima de dos meses, a elección de cada comerciante dentro de las fechas concretas y el régimen jurídico que fije cada comunidad competente.