El 'calvario' de Silván: PSOE y Cs mantienen su presión sobre el alcalde leonés

Fernando Salguero, Antonio Silván y José María López Benito (Foto: EUROPA PRESS)

Los socialistas siguen adelante con la moción de censura y llaman "caradura" al alcalde. Cs no apoya la moción, pero recuerda que si el alcalde es imputado tendrá que "irse a casa".

Antonio Silván ha empezado a sufrir hoy el calvario político que, previsiblemente, le espera hasta que el próximo mayo acabe la legislatura. Un día después de tener que entregar a uno de sus concejales para salvar la alcaldía de León, los partidos del Ayuntamiento siguen ejerciendo una presión que puede ir en aumento si hay más rebelaciones del caso 'Enredadera'.

 

El Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de León continúa con su política de mano tendida hacia los ediles de Ciudadanos para que al menos uno de ellos demuestre un poco de ética y se decida a respaldar la moción de censura que los socialistas persisten en tramitar para desbancar al alcalde del PP, Antonio Silván, ante la "extrema gravedad" de sus conversaciones con el empresario José Luis Ulibarri, presunto cerebro de la trama 'Enredadera' por la que permanece preso.

 

Tras el pleno extraordinario de este martes en el que el primer edil leonés compareció para dar su versión de los hechos, el portavoz socialista, José Antonio Diez, ha comparecido esta mañana ente los medios para censurar las nulas explicaciones ofrecidas por Silván y para puntualizar que lo único que ha demostrado es "la cara tan dura que tiene", en ausencia, a su juicio, de alusión alguna a las referidas conversaciones "comprometidas y presuntamente delictivas".

 

Ante ello, el edil del PSOE, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha anunciado que su grupo mantiene la tramitación de la moción de censura a pesar de ser plenamente consciente de que la misma no puede presentarse tan sólo con el apoyo de los grupos de la oposición y sin contar con al menos el respaldo de un edil de la formación naranja, "a la que parece que todo vale" y se conforma con la creación de una comisión de investigación y la dimisión del concejal del PP José María López Benito.

 

 

Cs dice que no

 

Por su parte, el Grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León ha rechazado este miércoles el llamamiento del PSOE para que secunde una moción de censura contra el alcalde por el caso 'Enredadera', si bien su portavoz, Gemma Villarroel, promete que "cuando imputen al señor Silván" la formación naranja aplicará el mimo criterio plasmado en el acuerdo de 2015 y entonces "tendrá que irse para casa".

 

La edil de Cs, en su comparecencia ante los medios, reconoce las "excusas simplista y explicaciones incompletas e insuficientes" ofrecidas este martes por el alcalde durante el pleno extraordinario pero, sin embargo, considera suficientes tanto la dimisión del concejal 'popular' José María López Benito, fruto del ultimatum dado por la formación naranja, y el compromiso de Silván de constituir una comisión de investigación.