El BookCrossing llega a la capital con una iniciativa del Observatorio Activo Ávila 1.131

Se trata de #BookCrossing1131, una iniciativa en la que cualquier persona puede llevarse un libro y dejar otro, en el marco de una corriente de intercambio cultural anónima y dinámica.

El Observatorio Activo Ávila 1.131 estrena un punto de BookCrossing en su sede ubicada en la Calle Caballeros, 17. Se trata de un ejemplar ilustrado de la inmortal obra de Juan Ramón Jiménez “Platero y yo”, que desde hoy está a disposición de cualquier abulense que quiera participar en esta iniciativa cultural de intercambio de libros.

 

¿En qué consiste? #BookCrossing1131 es la práctica de dejar un libro para que lo recoja otro lector, que después hará lo mismo. De esta forma, hemos ubicado un stand a la entrada de Ávila 1.131 (en la Sala Ágora) en la que tendrá lugar el intercambio de obras de forma anónima y dinámica.

 

BookCrossing o BC es una iniciativa que comienza en marzo de 2001 en Estados Unidos. Básicamente consiste en un Club de libros global que atraviesa el tiempo y el espacio, que no conoce límites geográficos y cuya meta, simplemente, es convertir el mundo en una Biblioteca.

 

Lo que diferencia a #BookCrossing1131 de las demás iniciativas del estilo es la total libertad de cada usuario para realizar este intercambio de cultura: el usuario no tiene que apuntarse en ningún registro ni las obras se encuentran monitorizadas, como suele ocurrir en la mayoría de los casos. La iniciativa de Ávila 1.131 está abierta a que cualquier persona pueda colaborar con una corriente literaria en la que el participante se lleva un poco de otro y deja otro poco de sí mismo a través de una obra literaria.

Noticias relacionadas