El Bibliobús de la Diputación cuenta con 3.000 usuarios en 73 municipios de la provincia
Cyl dots mini

El Bibliobús de la Diputación cuenta con 3.000 usuarios en 73 municipios de la provincia

Bibliobús de la Diputación de Ávila.

Con una periodicidad de cuatro semanas el vehículo visita cada uno de los 73 municipios con alrededor de 4.000 volúmenes listos para su préstamo.

El Bibliobús de la Diputación de Ávila cuenta actualmente con 73 municipios adheridos, realiza quince rutas al mes y unos tres mil usuarios disfrutan asiduamente de la lectura en el medio rural gracias a este servicio “importantísimo para llevar la cultura a todos los municipios de la provincia que no disponen de una biblioteca permanente”, ha señalado el diputado de Cultura, Eduardo Duque, con motivo del Día del Bibliobús.

 

Con una periodicidad de cuatro semanas el vehículo visita cada uno de los 73 municipios con alrededor de 4.000 volúmenes listos para su préstamo. “Esos libros forman parte de un fondo de 34.500 obras con que cuenta la Diputación Provincial, un verdadero tesoro cultural que ponemos a disposición de cualquier vecino”, ha indicado Duque. Los últimos núcleos de población incorporados al servicio han sido los anejos de Solosancho (Baterna, Robledillo y Villaviciosa) y Tiñosillos.

 

El presupuesto anual que la Diputación dedica al Bibliobús “suele estar entre los 6.000 y los 8.000 euros”, que se destinan a incorporar, de media, “unos 500 o 550 títulos nuevos al año, teniendo en cuenta criterios de calidad, de actualidad y también los acuerdos que se toman en el Pleno de la Diputación o en la Comisión de Cultura, como es el caso de las obras sobre violencia de género, bullying, inmigración y otros temas sociales”, ha precisado el diputado de Cultura.

 

Faustino Grande, técnico del Bibliobús provincial desde hace 32 años, ha explicado cómo ha evolucionado el servicio en este tiempo: “Ha ido a mejor, desde el vehículo, que data de 2009 y es una auténtica biblioteca, a la informatización, la incorporación de novedades”; y considera que “el libro en papel tiene mucho futuro aunque ahora también exista el libro electrónico. Ese olor al papel es indiscutible”.

 

El pasado 16 de enero el servicio quedó suspendido en concordancia con las recomendaciones de la Junta de Castilla y León para frenar el avance de la tercera ola de la pandemia del Covid. En cuanto sea posible, el Bibliobús de la Diputación reemprenderá sus rutas.