El Basket Navarra se impuso al Óbila por 76 - 72

Foto: Twitter Óbila

En el arranque de la sexta jornada, Basket Navarra se hizo fuerte ante sus aficiones superando al Óbila con tan sólo cuatro puntos de diferencia, por 76 - 72 en el marcador final.

Basket Navarra consigue su segunda victoria del curso y da una muestra más de su mejoría ‘tumbando’ a uno de los integrantes del sexteto de cabeza.

Los de David Mangas se presentaban en el Universitario de Navarra con un 0-5 en los dos primeros minutos de juego. Los abulenses, con un gran acierto exterior, veían aro con mucha facilidad, lo que obligaba a Joaquín Prado a parar el encuentro (12-19). Los navarros reaccionaban y se colocaban a dos puntos (17-19). Pero con un nuevo arreón en el arranque del segundo periodo, Carrefour ‘El Bulevar’ de Ávila se volvía a acercar a la decena (19-28). Basket Navarra se recuperaba con un 9-2, aunque perdía por el camino a Adrián Fuentes, descalificado. Esa situación era aprovechada por los visitantes para volver a escaparse (31-38). Un gran último minuto previo al descanso dejaba con vida a los locales (37-40).



En la media docena de puntos se instalaba el conjunto abulense en el arranque de la segunda mitad, antes de que Adrián García y Max Hopfgartner tiraran de los suyos hacia la remontada (46-44). El partido iba de golpes y era el turno visitante: 0-8 y tiempo muerto local. Acto seguido, 6-0 de Hopfgartner y parón visitante. Tras este intercambio, empate a 55 rumbo al periodo final. El ala-pívot del conjunto navarro estaba en racha y se iba por encima de la veintena para mantener a Basket Navarra por delante (63-60). Cruz y Hall provocaban una nueva voltereta en el marcador, momentos antes de que un 7-0 levantara a las gradas del Universitario (70-65). Restaban menos de dos minutos por jugarse y todavía faltaba la última palabra de los visitantes, pero un 2+1 de Víctor Hidalgo la silenció.


La clave: Adrián García y Max Hopfgartner se echaron el equipo a sus espaldas: 31 de valoración para el alero, con 16 rebotes, y 25 puntos para el ala-pívot.

 

CRÓNICA DE CARMELO GUTIÉRREZ / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Noticias relacionadas