El barrio de La Toledana llora a su impulsor: Adiós Don Francisco

El sacerdote abulense Francisco López Hernández.

Esta madrugada ha fallecido el sacerdote abulense Francisco López Hernández, a los 88 años de edad. Natural de La Horcajada, cursó sus estudios en el Seminario Diocesano de Ávila para licenciarse en Teología y Ciencias Sociales. Fue ordenado sacerdote por el obispo Santos Moro Briz en marzo de 1954.

El Ayuntamiento de Ávila lamenta la muerte del sacerdote abulense Francisco López Hernández, que fuera nombrado, en el año 2007, Hijo Adoptivo de la Ciudad. El Consisitorio abulense lamenta también la muerte de su hermana Sagrario, y hace públicas sus condolencias a familiares y amigos por tan tristes pérdidas.

 

Esta madrugada ha fallecido el sacerdote abulense Francisco López Hernández, a los 88 años de edad. Natural de La Horcajada, cursó sus estudios en el Seminario Diocesano de Ávila para licenciarse en Teología y Ciencias Sociales. Fue ordenado sacerdote por el obispo Santos Moro Briz en marzo de 1954.

 

Aunque comenzó siendo ecónomo de Casavieja en 1956 y pasó un breve tiempo por El Barraco (1963), la trayectoria pastoral de Don Francisco siempre ha estado ligada a Ávila capital, bien sea a alguna de sus parroquias, o al ámbito educativo.

 

Dilata trayectoria

 

En cuanto a su labor parroquial, cabe destacar su primera etapa como coadjutor de San Vicente (1957), o como ecónomo de la parroquia de Santiago (1965). Llegó a la parroquia de San Pedro Apóstol en 1977, como ecónomo. Allí ha permanecido la mayor parte de su vida, siendo nombrado párroco en 1985 y renovado en el puesto en 1999. Una etapa muy recordada entre los fieles, puesto que dejó la parroquia tan sólo hace unos 14 años.

 

En el ámbito educativo, fue pieza fundamental para poner en marcha el nuevo colegio diocesano de la ciudad, “Pablo VI”, que se convirtió para los vecinos del barrio de La Toledana en una cercana opción por la enseñanza basada en el humanismo cristiano. Asimismo, impulsó la construcción de viviendas sociales para familias con pocos recursos del barrio, que comenzó a prosperar y a crecer gracias a esta iniciativa y al cercano colegio.

 

En 1998 el obispo Adolfo González Montes le nombra Gerente de la recién creada Universidad Católica de Ávila, y un año más tarde (1999) es nombrado Adminitrador General de la misma.  

 

En la Curia Diocesana, destaca su labor como consiliario de la HOAC (1957), Director Eclesiástico de la Casa Social Católica (1959 y 2007), Delegado de Emigrantes (1960), miembro de la comisión económica diocesana (1971), miembro del consejo diocesano de administración (1971), miembro del Consejo Presbiteral en varios años distintos, miembro del consejo de asuntos económicos de la diócesis (1998-2003). Recientemente ejercía como capellán de las Religiosas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad (desde 2008).

 

Había sido reconocido con el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad de Ávila en 2007 por su labor social, sobre todo en la construcción de viviendas y en la promoción cultural en su etapa al frente de la parroquia de Santiago.

 

Los restos mortales de Don Francisco se encuentran actuakmente en el tanatorio de Antonio Álvarez, en Ávila capital. La celebración de exequias se celebrará mañana domingo 3 de febrero las 10 horas en la Parroquia de San Pedro Apóstol en la ciudad amurallada.

 

A continuación recibirá cristiana sepultura en el Cementerio de La Horcajada, su pueblo natal. La Misa Exequial será el lunes a las 18:30 horas en la Parroquia de San Pedro Apóstol.

 

Hijo adoptivo

 

Francisco López, natural de la localidad abulense de La Horcajada, recibió el nombramiento de hijo adoptivo de Ávila por la gran labor social que llevó a cabo en la ciudad en las décadas de los años 60 y 70, cuando por aquel entonces era párroco de Santiago. En su labor destacó la promoción cultural y educativa y la construcción de numerosas viviendas sociales en esta barriada de Ávila.

 

El acto de entrega del título de Hijo Adoptivo tuvo lugar el 9 de febrero de 2007, en el Auditorio Municipal de San Francisco. La declaración de Hijo Adoptivo se aprobó con fecha de 29 de septiembre del año anterior. El expediente para su sustentación recibió más de medio millar de adhesiones de entidades, instituciones y particulares.