El Barco de Ávila recupera la tradición de “los mayos”

Será este fin de semana para el que se han preparado distintas actividades entre las que no puede faltar la tradicional cucaña.

La puesta del mayo suele realizarse la noche del 30 de abril al 1 de mayo en numerosos pueblos. El mayo es un tronco o palo alto que se alza en una plaza o lugar público durante el mes de mayo y donde concurren los mozos y mozas a divertirse con bailes y festejos. En algunas zonas y durante épocas, los jóvenes competían por trepar por el árbol hasta llegar a la parte superior donde debían de coger una bandera, mientras las muchachas les animan desde abajo bailando y cantando en torno al árbol.

 

 

El Barco de Ávila recupera esta tradición y lo hace con bailes de cintas y la indispensable cucaña, a la que están invitados todos los vecinos a partir de las 12:00 horas del domingo en la plaza de España de la localidad. El trofeo para quien consiga llegar al final del mayo será un jamón.

 

 

Para el concejal de Cultura, Víctor Morugij, “todo lo que suponga unir tradiciones y turismo tendrá cabida en nuestro municipio. Esperamos que sea un éxito de participación y que, sobre todo, los más jóvenes se animen a recuperar una actividad muy extendida en nuestra comunidad”.

 

 

Además, en paralelo a esta celebración, el Ayuntamiento de El Barco de Ávila ha convocado un concurso de enramadas en balcones desde el día 29 de abril al 15 de mayo. “El premio será un cheque regalo por importe de 100 euros para canjear en los comercios locales”.

 

Noticias relacionadas