El Barco de Ávila promueve un reglamento para regular el “Espacio Coworking Barco Lab”
Cyl dots mini

El Barco de Ávila promueve un reglamento para regular el “Espacio Coworking Barco Lab”

“Espacio Coworking Barco Lab”.

Esta iniciativa constituye el soporte que necesitan los emprendedores para poner en marcha y afianzar sus proyectos empresariales

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila está elaborando un reglamento de uso y funcionamiento del denominado “Espacio Coworking Barco Lab”, un espacio de titularidad municipal para la promoción del empleo y el autoempleo que ofrece el uso temporal de un espacio y asesoramiento a personas emprendedoras o a micropymes.

 

Según ha explicado el alcalde Víctor Morugij, el citado reglamento, que se aprobará en el próximo pleno, será la herramienta precisa para regular dicho Espacio Coworking, que también garantiza la prestación de servicios comunes con el propósito de cubrir las necesidades básicas que permitan el establecimiento, despegue y consolidación de estas empresas durante los primeros años de su vida.

 

En este sentido, el objetivo de la iniciativa es favorecer el nacimiento, arranque y consolidación de nuevas empresas; contribuir a la generación de empleo y del autoempleo y fomentar nuevas líneas de actividad empresarial, especialmente relacionadas con la innovación, las nuevas tecnologías y los sectores emergentes.

 

Junto a ello, tiene la finalidad de contribuir a la dinamización de la zona, crear el marco idóneo para compartir proyectos y experiencias y ayudar a las empresas que se instalen a ser competitivas y actuar en condiciones de mercado.

 

Víctor Morugij ha subrayado que desde el Ayuntamiento se está en contacto con diversas instituciones, como la Universidad de Salamanca, para monitorizar En contacto con instituciones como USal para monitorizar posibles proyectos emprendedores y empresariales con el propósito de ayudarles a mejorar su iniciativa y aumentar su capacidad para la captación de clientes.

 

El “Espacio Coworking Barco Lab” se ubica en el edificio Colegio San Pedro, ocupando el mismo inmueble que el grupo de desarrollo rural Asider y a escasa distancia del Ayuntamiento, circunstancia que facilitará el trabajo de las empresas interesadas en sumarse a esta iniciativa. El espacio habilitado dispondrá de cuatro oficinas individuales y otra más grande, una sala de juntas y reuniones y otro espacio común con impresora y máquina de café, además de estar dotado con tecnología avanzada y conexión a Internet.

 

El alcalde ha significado que esta actuación hay que enmarcarla en la estrategia del Ayuntamiento consistente en implementar políticas de promoción económica en el municipio, a través de actuaciones en los ámbitos de las infraestructuras empresariales, el apoyo a la innovación, el fomento de la competitividad de las pymes y micropymes y el espíritu emprendedor.

 

La meta que se ha marcado el Consistorio, ha manifestado Víctor Morugij, es atraer el emprendimiento, innovar y valorizar los recursos locales, contribuyendo a la modernización y creación de empresas en el municipio en un momento como el actual, en el que es necesaria la implicación de las administraciones para reactivar la economía debido al menoscabo que está causando la pandemia del coronavirus.

 

El Espacio Coworking Barco Lab estará en funcionamiento los doce meses del año, en días laborales, de lunes a sábado, respetando los festivos de carácter estatal, autonómico y local. Su horario general será, de lunes a sábado, de 08:00 a 21:00 horas.