El Barco de Ávila declara el “estado de emergencia climática”

Barco de Ávila. (Foto: archivo)

El pleno del Ayuntamiento de El Barco de Ávila aprueba una moción para concienciar a la población sobre la necesidad de frenar la concentración de gases efecto invernadero

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila en su compromiso con la protección del medio ambiente le ha llevado a aprobar una moción en la que se compromete a establecer actuaciones políticos, normativas y recursos para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero. “El planeta, así como los seres vivos y los ecosistemas, se encuentran en grave peligro, prueba de ello son los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad, que alertan de un rumbo que lleva a la extinción de una gran parte de los hábitats terrestres”, según reza la moción.

 

El alcalde Víctor Morugij ha significado que "es el momento de aceptar la verdad de la crisis ecológica y civilizatoria, así como de admitir que el camino de reducción de las emisiones propuesto es la única forma de proteger la existencia de un futuro para el municipio", ha afirmado.

 

En este sentido, el primer edil ha subrayado que la ciudadanía barcense "debe entender la urgencia e irreversibilidad de esta lucha y el Ayuntamiento de El Barco de Ávila puede desempeñar un papel clave en la formación, educación e información sobre el necesario freno a las emisiones y realizar una adaptación a las consecuencias del incremento de la temperatura global", señala.

 

Al respecto, según el alcalde, la declaración de emergencia climática "supone iniciar un proceso de educación, formación y concienciación a toda la población sobre la verdad de la crisis ecológica y el cambio necesario de frenar la emergencia". Ante esta situación, el Ayuntamiento de El Barco de Ávila apostará por una energía 100 % renovable de manera urgente y prioritaria, para lo que creará espacios peatonales, fomentará la bicicleta y otros medios de transporte no contaminantes con el fin de reducir la demanda de energía hasta consumos sostenibles.

 

También defiende la necesidad de establecer un mecanismo de toma de decisiones ciudadano de carácter vinculante con competencias en materia de vigilancia, seguimiento y control de las medidas que se adopten.