El Ayuntamiento y la USAL se adhieren a la Declaración de Poitiers para implicar a la sociedad en la universidad

El acto se enmarca dentro de las actividades celebradas en Salamanca con motivo de la reunión del Grupo Coimbra

El Ayuntamiento de Salamanca y la Universidad de Salamanca, a través de sus máximos dirigentes, Alfonso Fernández Mañueco y Ricardo Rivero, se han adherido a la 'Declaración de Poitiers' para implicar a la ciudad y a la sociedad en la universidad. Un documento nacido en  2016 en la ciudad que le da nombre con el convencimiento de que las Universidades desempeñan "un papel central en el desarrollo de las ciudades en las que se asientan, a la vez que éstas representan un marco crucial y un catalizador fundamental para el desarrollo de las instituciones de Educación Superior". "Eso, propicia que se considere indispensable la colaboración mutua", ha subrayado la USAL en torno a este documento.

 

De este forma, el regidor salmantino ha reafirmado "el compromiso del Ayuntamiento con la Universidad", ya que "Salamanca no se entiende sin su universidad" y algunos de los "logros conseguidos como la declaración de Ciudad Europea de la Cultura o Ciudad Patrimonio de la Humanidad han sido posibles gracias al binomio universidad y ciudad". Y es que para Mañueco Salamanca es "una ciudad de saberes, innovadora e investigadora que crece de la mano de su universidad". Por ello, ha resaltado algunas de las materias en las que el Consistorio ya colabora con la universidad como el empleo o el medio ambiente.

 

Por su parte, el rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, ha asegurado que la firma de esta declaración es "la constatación de que Salamanca es una ciudad universitaria" y ha resaltado las "redes de colaboración entre universidades europeas y esas redes se pueden hacer entre ciudades universitarias".

 

En este mismo sentido se ha expresado  Jean Pierre Gesson, máximo dirigente de la universidad francesa, quien ha destacado la importancia de "abrir las puertas de la universidad a todo el pueblo".

 

La Declaración de Poitiers

 

La 'Declaración Poitiers' cree "prioritario" avanzar "aún más" en las sinergias entre los gobiernos municipales y la gobernanza universitaria por el interés común en el crecimiento de las áreas del conocimiento, la cultura y la educación. Promueve, además, la internacionalización de las actividades, un precepto del que la conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca "está siendo paradigma".

 

Este acuerdo insta, además, a repensar aspectos como las políticas de movilidad urbana, "con especial atención a las necesidades de la población estudiantil" o a promocionar el deporte. De igual modo, reclama una apuesta por el emprendimiento vinculado a la investigación cuyos resultados, al menos los relativos al ámbito educativo, deberían revertir, sugiere, en los entornos regional, nacional e incluso europeo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: