El Ayuntamiento pedirá al Gobierno que declare como obra de emergencia el proyecto de Las Cogotas

Reunión de seguimiento del proyecto de Las Cogotas. (Foto: Subdelegación del Gobierno)

La situación de sequía obligará al equipo de Gobierno a llevar mañana a la Junta de Gobierno Local la declaración de situación de emergencia en la ciudad

Esta mañana ha tenido lugar la primera reunión de la comisión de seguimiento del convenio firmado en marzo de este año entre la empresa Acuaes, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Ávila  con el fin de abastecer agua a la ciudad desde el embalse de Las Cogotas. Una obra pensada para situaciones de sequía como la que estamos viviendo actualmente y que parte de un presupuesto total de 8 millones de euros.

 

En este encuentro el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha desvelado que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento llevará mañana a la Junta de Gobierno Local a declarar la situación de emergencia en la ciudad, debido a la escasez recursos hídricos disponibles para todos los abulenses. Esta declaración según Cabrera significa que desde el Consistorio van a pedir al Gobierno de España a que declare como obra de emergencia este proyecto de Las Cogotas con el objetivo de acortar los plazos de finalización, en unos trabajos que comenzarán en 2020.

 

“En el mejor escenario posible si todo fuera como corresponde y ante una situación hipotética de sequía para el futuro se podría utilizar esta infraestructura, por lo que en los próximos años tendremos una situación difícil en el caso de que haya otra sequía como la que estamos viviendo”, asegura el regidor.

 

Sánchez Cabrera desvela que los informes técnicos que maneja el Ayuntamiento en relación a la cantidad de agua embalsada total disponible para la ciudad es del 44,3%. Una cifra preocupante, por lo que el Consistorio valorará mañana la posibilidad de aplicar medidas restrictivas un poco más duras. “Medidas que no nos gusta tomar, pero que aplicaremos para el bienestar de los abulenses”, señala.

 

La segunda parte de la reunión ha estado enfocada en el diálogo entre Ayuntamiento y CHD para valorar las distintas posibilidades existentes para paliar la sequía en Ávila. En este sentido, el Ayuntamiento ha planteado a la institución la explotación de distintos sondeos en la ciudad e incluso la realización de nuevos sondeos que puedan garantizar agua en los próximos meses. Sánchez Cabrera también ha planteado a la subdelegación del Gobierno la posibilidad de que el vertido de la EDAR de Ávila se pueda realizar en el embalse de Fuentes Claras.

 

Es un agua que se depura con muy buena calidad, que incluso mejora la calidad del embalsado en Fuentes Claras y que facilitaría el hábitat de los peces y flora y fauna de este embalse. Lo que suministraría un flujo de agua importante para los abulenses en una hipotética  sequía en el futuro”, finaliza.