El Ayuntamiento implementará puntos de información y asesoramiento sobre violencia sexual

Pleno de noviembre de 2018.

Un pleno que ha estado marcado por la expulsión por parte del alcalde de los miembros de la Policía Local que han acudido como público para protestar por su situación laboral. 

El Ayuntamiento de Ávila ha celebrado este viernes la sesión plenaria correspondiente al mes de noviembre. Durante las cuatro horas de Pleno, se han debatido ocho mociones presentadas por todos los grupos de la oposición. Además, el Pleno ha estado marcado por la presencia de una veintena de agentes de la Policía Local que han acudido al salón plenario para protestar por su situación laboral. 

 

Después de un primer aviso por parte del regidor, los agentes han mantenido la misma actitud de "falta de respeto", según el alcalde,  hacia los miembros de la corporación municipal, especialmente cuando la portavoz del equipo de Gobierno, Patricia Rodríguez, tomaba la palabra. Por ello, José Luis Rivas ha considerado oportuno expulsar a los agentes, quienes cuando se retiraban han vertido una bomba fétida sobre el salón de plenos. 

 

 

La primera de las mociones debatidas ha sido como siempre la presentada por el portavoz de UPyD, Javier Cerrajero. En ella, la formación magenta defendía la necesidad de elaborar un plan de formación de la Ordenanza General de Subvenciones. La propuesta ha sido aprobada gracias al apoyo del PP y Ciudadanos; el PSOE se ha abstenido, mientras que Trato Ciudadano e Izquierda Unida han votado en contra. 

 

La segunda de las mociones la ha llevado el grupo municipal de Izquierda Unida. La propuesta ha versado sobre la creación de una Comisión Especial al objeto de conocer los detalles de la tramitación del Convenio entre la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Ávila, Aqualia y la Sociedad Pública de Medio Ambiente de Castilla y León, S.A. La misma ha salido adelante con los votos a favor de todos los grupos políticos con representación en el consistorio. 

 

Asimismo, la otra de las iniciativas llevadas a cabo por la formación de izquierdas ha tratado sobre la creación de una Red de Itinerarios Peatonales Seguros. La moción ha sido aprobada con los votos favorables de todos los grupos municipales, salvo Ciudadanos que ha optado por abstenerse.

 

La cuarta moción, llevada por los concejales de Trato Ciudadano para establecer una serie de medidas que garanticen de manera continuada y sostenible el abastecimiento de agua potable a la ciudad, así como el saneamiento de las aguas residuales y elaboración de un Plan de Infraestructuras para el ciclo integral del agua ha sido rechazada, puesto que solamente ha contado con el apoyo de Izquierda Unida; Ciudadanos y UPyD se han abstenido; mientras que Partido Popular y Partido Socialista han rechazado la propuesta. 

 

La quinta moción, presentada por el PSOE para establecer una serie de diferentes medidas en torno a la Estrategia 2020. La iniciativa socialista no ha salido adelante, puesto que ha sido rechazada con los votos en contra de Partido Popular y Trato Ciudadano, la abstención de Cs y APyD, y el voto favorable de los tres ediles de Izquierda Unida. 

 

La sexta propuesta, llevada a cabo por los concejales socialistas para que el consistorio abulense implemente los puntos conocidos como violeta: puntos de información y asesoramiento sobre violencia sexual en las fiestas locales y acontecimientos multitudinarios en la ciudad. La moción ha sido aprobada por unanimidad. 

 

La séptima moción, la primera llevada al Pleno por Ciudadanos para incluir un sistema de control de rutas, frecuencias, circuitos y puntos de recogida de los servicios de limpieza y de recogida de residuos urbanos ha sido rechazada por PP, PSOE, Trato Ciudadano e Izquierda Unida; el único apoyo a la moción de la formación naranja ha venido de parte del concejal de UPYD. 

 

La última moción, también propuesta por Ciudadanos para instar a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a que declare Ávila como zona libre o no regulada para las empresas de operadores de telecomunicaciones ha salido adelante con los votos de la formación naranja y de UPYD, ya que PP, PSOE e Izquierda Unida se han abstenido, mientras que Trato Ciudadano ha rechazado la iniciativa.