Cyl dots mini

El AVE hace su primera parada en Sanabria y reactiva la polémica sobre la estación de los 26 habitantes

Las autoridades, en la estación de Otero de Sanabria tras el primer viaje en AVE del tramo Zamora-Pedralba. Foto: Ical

El nuevo tramo Zamora-Pedralba funciona desde este martes, pero la nueva estación de Otero de Sanabria no está terminada: 

Este lunes ha sido el día del estreno del tramo entre Zamora y Pedralba de la alta velocidad ferroviaria, el tramo que lleva el AVE hasta la comarca zamorana de Sanabria, y en un día tan señalado han vuelto a surgir polémicas. Por un lado, por el avance de las obras, con la línea ya terminada pero la nueva estación a punto de hacerlo; por otro, con la solución dada para los viajeros ante la falta de apeadero del AVE en Sanabria; y por último, con la manida cuestión del lugar elegido.

 

Hace años salió a la palestra el debate sobre si Otero de Sanabria merecía tener una estación de AVE que ha costado unos 4 millones de euros. La localidad sanabresa tiene 26 vecinos empadronados, pero es evidente que no son los únicos que van a usar la estación. Este lunes le ha tocado al consejero de Fomento de la Junta salir a contestar. "Frente a quienes dicen que se construye una estación para un pueblo de 26 habitantes, yo digo que da servicio a 7.000 zamoranos de la comarca de Sanabria y a decenas de miles de personas del noroeste de Portugal de la región de Braganza", ha dicho Juan Carlos Suárez Quiñones.

 

La estación va a ser clave para esta comarca tan turística, pero también como dice el consejero como vía de llegada de todo el Norte de Portugal a Madrid, lo que incluye la conexión con Oporto. De hecho, el número de usuarios previstos al año es de casi 40.000 viajeros según los estudios que hizo Fomento en su día.

 

También ha habido críticas sobre el hecho de que la estación no esté operativa. Como pudo comprobar TRIBUNA hace unas semanas, está prácticamente terminada, pero no del todo, y le falta una rotonda de conexión con la nacional que se está ejecutando. Por eso todavía no está operativa para los viajeros. La obra se adjudicó por unos cuatro millones de euros y las obras, que empezaron en 2018, tenían que haber durado nueve meses, pero se han prolongado mucho más.

 

Peor es la solución provisional para los viajes. La línea ya está en funcionamiento y, de hecho, desde este martes, los viajes desde Madrid hasta las capitales gallegas se recortan hasta una hora. De esta forma, se reducirá en 1 hora y 26 minutos el viaje entre Madrid y Pontevedra; en una hora y dos minutos, con Lugo; 41 minutos, con Santiago de Compostela (A Coruña); 39 con Ourense; 31, con Vigo y 24, con A Coruña, según precisaron fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

 

Sin embargo, no será así en el caso de querer bajarse en Sanabria. Se espera que la línea esté en pleno funcionamiento en diciembre de este año, y para ello habrá que concluir las obras de la estación de Otero de Sanabria, donde se ha realizado la inauguración este lunes. "Mientras tanto, los viajeros que deseen apearse en Sanabria tendrán que terminar el viaje en A Gudiña y realizar un servicio de transporte alternativo por carretera", ha explicado. Eso supone bajarse en la estación orensanda y coger un autocar para ir a Sanabria.