El arte de la familia de Veredas se aloja en una nueva exposición en el Archivo Histórico Provincial

Imagen de la última exposición sobre el maestro Veredas en el Museo de Ávila. / Imagen: BD

La muestra estará abierta durante los meses de febrero y marzo y esta tarde, a las 18:00 horas tendrá lugar la mesa redonda ‘Fantasías dibujadas de Antonio Veredas’ en la que participarán, entre otros, los nietos del pintor

La exposición ‘Veredas’, organizada por la Junta de Castilla y León a través del Archivo Histórico Provincial en colaboración con el Museo de Ávila, presenta una serie de dibujos y bocetos de Antonio Veredas; unas esculturas de ‘Tipos populares’, de Leonor Veredas, hija del pintor vasco; diversos objetos de carácter arqueológico, artístico y etnográfico procedentes de la casa de Veredas y una pequeña muestra de postales y fotografías antiguas y otras de nuestro pasado más reciente de la colección de Gonzalo Veredas, hijo del artista. La muestra se engloba dentro del proyecto de los nueve Archivos Históricos Provinciales de Castilla y León ‘Tus fotografías también son historia’.

 

Entre las actividades que se han programado destaca la mesa redonda ‘Antonio Veredas Rodríguez y la donación de Eduardo Veredas Ugarte’ en la que participan Sonia y Julio Veredas, nietos del pintor, José Luis Pajares, profesor y artista plástico, Juan Antonio Sánchez, doctor en Historia del Arte e investigador, Javier Jiménez Gadea, director del Museo de Ávila y Carmen López Sanchidrián, director del Archivo. El acto tendrá lugar en el Archivo Histórico Provincial a las 18:00 horas, con entrada libre hasta completar el aforo.

 

Esta actividad supone el colofón final a la exposición ‘Fantasías dibujadas de Antonio Veredas’ del Museo de Ávila y a la inauguración de la exposición ‘Veredas’ en el Archivo. La exposición estará abierta durante los meses de febrero y marzo en horario de 9:00 a 14:00 horas y de 16:30 horas a 19:00 horas.

 

La Junta de Castilla y León ha querido agradecer a Eduardo Veredas Ugarte y a su familia la generosa donación, en 2017, al Museo de Ávila y al Archivo Histórico Provincial de Ávila parte de la obra de su padre, Antonio Veredas Rodríguez, obra de su hermana Leonor, así como la documentación propia y familiar recopilada por su hermano Gonzalo. Esta donación ha supuesto el enriquecimiento de su colecciones y fondos documentales públicos para la Historia de Ávila.

 

El Archivo Histórico Provincial de Ávila, como institución esencial en la conservación y difusión de la memoria histórica y cultural de esta provincia lleva a cabo una captación de fondos particulares para incorporarlos a la colección fotográfica del Archivo. Los objetivos son recuperar la historia gráfica de la ciudad y la provincia de Ávila, evitar la pérdida o deterioro irreparable de colecciones con un elevado interés artístico, informativo y testimonial y enriquecer la colección fotográfica del Archivo destinado al uso público y a la investigación.

 

Sobre el autor

Antonio Veredas Rodríguez (Bilbao 1889-Ávila 1962) es una de las figuras más representativas del panorama artístico abulense, no sólo por su obra sino también por su importante labor de conservación y defensa del Patrimonio. Fue profesor de dibujo en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Ávila (también fue su director) y del Instituto de Segunda Enseñanza, académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, apoderado del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional, secretario de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos y Delegado Provincial de Bellas Artes.

Especialista en ilustración, algunos de sus dibujos fueron portada de ‘Blanco y Negro’ o de la ‘Revista Geográfica Española’, e ilustraron diversos libros, algunos escritos por él. Realizó innumerables ilustraciones de monumentos y temas populares y dedicados a Santa Teresa, quizás los más conocidos. Pero también escenas profanas e imaginativas, de cuentos y leyendas legendarias, de un gran virtuosismo y complejas composiciones, repletas de seres fantásticos que se mezclan con otros que lo son menos.

Asistió en dos ocasiones a las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, alcanzando también éxito en el Salón de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles en 1946. Realizó su primera exposición en Ávila en 1945.