El Alcalde de Ávila valora la estabilidad del nuevo proyecto de Nissan

Indican que "los esfuerzos deben garantizar el largo recorrido de la decisión adoptada y, sobre todo, la continuidad del empleo en las mejores condiciones posibles para los trabajadores de Nissan en nuestra ciudad".

El alcalde de Ávila, José Luis Rivas, y el equipo de gobierno del Ayuntamiento consideran que el Plan Industrial presentado por parte de la dirección de la empresa para la factoría de Nissan en Ávila contribuye a crear estabilidad en la misma y garantiza su futuro en nuestra ciudad a medio y largo plazo, de forma muy especial para los trabajadores y sus familias, "que son y serán el objetivo principal de cuantas acciones se tengan que desarrollar en los próximos años". En este punto tampoco olvidan lo que supondrá para el mantenimiento o creación de empleo indirecto, también importante para Ávila.

 

Para el equipo de gobierno "es el momento de seguir aunando esfuerzos con generosidad y altura de miras por todas las partes implicadas, desde los trabajadores hasta la empresa, pasando por las administraciones públicas competentes", en un complicado proceso que permitirá la continuidad, aunque ahora con la fabricación de componentes automovilísticos, de esta "histórica y vital" factoría para Ávila y los abulenses.

 

Indican que "los esfuerzos deben garantizar el largo recorrido de la decisión adoptada y, sobre todo, la continuidad del empleo en las mejores condiciones posibles para los trabajadores de Nissan en nuestra ciudad, atendiendo siempre a las circunstancias que rodean de forma personal a cada uno de ellos para que no se produzcan distorsiones traumáticas en cuanto a la adaptación de las nuevas condiciones laborales que se adivinan".

 

Sin caer en triunfalismos, "puesto que el camino a recorrer no estará exento de dificultades", para el Ayuntamiento de la capital resulta positivo el mantenimiento del empleo en Ávila, evitándose con ello la deslocalización y consiguiéndo mantener la población en nuestra ciudad, "cuestión que evitará que se produzca un descenso demográfico claramente pernicioso para los intereses y el bienestar de los abulenses".

 

También consideran como positiva la inversión prevista, la ampliación de las instalaciones, un proyecto a medio y largo plazo, la pertenencia a un grupo industrial como Renault, de solvencia acreditada, las posibilidades de promoción y formación internas para los trabajadores de Ávila, el empleo asegurado para que otras generaciones más jóvenes de abulenses puedan trabajar en la nueva factoría de componentes de automoción y el entrar a formar parte del polo industrial de Valladolid y Palencia, uno de los más importantes de Castilla y León y de España.

 

El alcalde y el equipo de gobierno del Ayuntamiento hacen un llamamiento a todas las partes implicadas para que la negociación y el diálogo estén siempre presentes, para que a partir del año 2020 la nueva factoría de componentes sea una realidad y siga siendo, como lo es ahora, un referente de desarrollo industrial y social para Ávila y los abulenses.

Noticias relacionadas