El 86,3 por ciento de los municipios abulenses no cuentan con una sucursal bancaria

Cajero automático. (Foto: E.P.)

Según un reciente estudio presentado por el sindicato Fine. Un dato muy elevado teniendo en cuenta que a nivel nacional este porcentaje es del 51,6 por ciento y que acrecienta la 'España Vaciada'

El sindicato independiente Federación Fine ha presentado en la capital abulense el II Estudio Empleo Postcrisis en la Banca Española para concluir que "los bancos cierran oficinas para poder despedir empleados de manera masiva" y así "generan "una auténtica desertización financiera, sobre todo en los núcleos rurales", y "contribuyendo a la España vaciada", donde Castilla y León es la comunidad más perjudicada.

 

El presidente de Federación Fine, Luis José Rodríguez Alfayate, ha subrayado que "la banca se ha instalado en la crisis" porque así la beneficia, ya que el proceso de concentración bancaria tiene "como único objetivo aumentar rentabilidad a costa de despedir trabajadores" y provoca "una auténtica desertización bancaria, primer paso de la exclusión financiera y de la España vaciada".

 

Según este sindicato, Castilla y León es la comunidad autónoma más afectada por la exclusión financiera, ya que "el 79,1 por ciento de sus municipios, con más del 15 por ciento de la población" no dispone de banco, y además es "la región donde existen más municipios (188) con una sola oficina bancaria.

 

Por provincias,, FINE argumenta que Ávila es la provincia española más afectada por los ajustes realizados por la banca desde el año 2008, ya que según sus datos, el 86,3 por ciento de los municipios abulenses no tienen ni siquiera una sucursal bancaria mientras, que en el resto de España los municipios sin banco se sitúa en el 51,6 por ciento del total. Por otro lado, la gente que no cuenta con una sucursal bancaria en el sitio donde actualmente reside es del 22,9% de la población, diez veces superior a la media nacional que se queda en el 2,8%.

 

Tras Castilla y León, en Aragón el 57,2% de municipios no cuenta con sucursales bancarias, seguida de Navarra (54%), Castilla La Mancha (52,1%), La Rioja (51,7%), Cataluña (50,7%), Comunidad Valenciana (44,8%), Extremadura (39,2%), País Vasco (38,6%), Cantabria (38,2%), Comunidad de Madrid (37,4%), Andalucía (18,5%), Galicia (13,4%), Asturias (12,8%), Región de Murcia (8,9%), Islas Baleares (4,5%) e Islas Canarias (1,1%).

"La banca está utilizando el cierre de oficinas para justificar el despido de personal", ha dicho al comparar con los datos de Europa, ya que "cuatro de cada diez oficinas que se cerraron en la UE lo hicieron en España". Estos cierres masivos de oficinas están teniendo consecuencias muy perjudiciales para la clientela de las entidades, pero también "tremendas desde el punto de vista sociológico", apunta Rodríguez Alfayate, que ha querido desmentir la afirmación de los responsables bancarios "cuando dicen que las sucursales las cierran los clientes".

 

"Mientras instituciones nacionales y europeas tratan de combatir el desarraigo en las pequeñas poblaciones, la banca española ha dejado a 4.194 municipios españoles (51,6%) y a una población de 1,3 millones de españoles (2,8%) sin oficina bancaria", ha advertido. Alfayate también ha dado los datos de la crisis financiera, que ha resumido en 20.000 oficinas cerradas, 100.000 empleo directos destruidos y 100.000 millones en recursos públicos usados en el rescate.

 

Por su parte, el autor del estudio, José Manuel García Diego, ha llamado la atención que las cinco principales entidades financieras españolas controlan el 68,5% de los activos, concentración bancaria que "se sitúa muy por encima de la cuota de la banca en las principales potencias europeas, 45% por encima de Francia y un 135% por encima de Alemania, donde sigue habiendo cajas de ahorros". Además, 30 provincias españolas se sitúan por encima de ese 68,5%, dentro de lo que en la UE se consideran oligopolios", ha advertido García Diego.

 

"Coincidiendo con los despidos masivos en la banca, nos encontramos con la proliferación de agentes financieros que operan como autónomos al frente de agencias bancarias que eran sucursales ordinarias, a cargo de trabajadores del banco hasta hace muy poco", que "se están utilizando para sustituir elempleo eliminado", ha señalado el presidente del Fine.

Comentarios

Despistao 18/11/2019 20:52 #1
No hay problema: con tanta comisión, tenerlo "bajo el colchón" es más rentable (o, si eso, en el falso techo de la casa de los suegros...)

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: