El 60% de los ataques de lobo a la ganadería extensiva están abonados según la Junta

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha asegurado que están trabajando para que las indemnizaciones al ganadero afectado por los ataques de los lobos sean "más rápidas y justas".

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha traslado hasta la capital amurallada para participar en el Consejo de Dirección abierto a representantes de la sociedad civil de Ávila. Durante su comparencia ante los medios de comunicación, el consejero ha destacado que el lobo en la provincia abulense es una especie "extrictamente protegida" y, por tanto, no puede cazarse, ya que ha recordado que solo es cinegética al norte del Duero.

 

En este sentido, Suárez -Quiñones ha señalado que existe una directiva europea que lo único que permite a la administración es realizar "actuaciones excepcionales de control" de la población del lobo que en los últimos se ha incrementado pasando de 400 a cerca de 2.000 ejemplares en toda la región de Castilla y León. Ante la colisión que provoca el lobo con la ganadería extensiva, el consejero ha incidido en que desde el gobierno regional lo que hacen es indemnizar al ganadero reduciendo los tiempos de abono, ya que ha asegurado que antes la persona afectada por los ataques de los cánidos a su explotación tardaban en cobrar alrededor de un año y medio, mientras que ahora ha insistido el responsable del Fomento y Medio Ambiente ese tiempo se ha reducido y "podemos decir que el 60% de los ataques producidos estos meses ya se han abonado". 

 

Caza

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recalcado que la caza es una actividad que factura en la comunidad de Castilla y León en torno a los 500 o 600 millones de euros. Además, en palabras del propio Suaréz-Quiñones esta práctica permite el "control" de la fauna silvestre y ha calificado a la caza como "esencial", ya que en muchos casos es un recurso económico con el que cuentan las entidades locales. 

 

Asimismo, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha reconocido como comprensible que los cazadores salgan a la calle para reinvidicar una actividad que mueve mucho dinero, al tiempo que permite equilibrar la fauna silvestre con la que cuenta la geografía española. 

 

Consejo de Dirección abierto

El consejero ha explicado que se trata de un consejo que pretende explicar a los representantes sociales lo que se está haciendo en cada una de las consejerías con el objetivo de hacerlas más transparentes y cercanas, ya que para Suárez-Quiñones la administración tiene que estar "muy cerca" de los ciudadanos para "hacer un mejor servicio"

 

Durante la jornada de este lunes, los temas que se han tratado han sido entre otros el transporte, las telecomunicaciones o las políticas de vivienda.