Educación abre la puerta a recuperar las extraescolares a partir de enero en Castilla y León

Patio de un colegio. Foto: EP

La comunidad es la única que ha suspendido las extraescolares durante el primer trimestre, y asociaciones reclaman que se corrija esa decisión.

La Asociación de Servicios de Actividades Extraescolares de Castilla y León (ASAECYL) ha rechazado que estas actividades supongan un riesgo y han defendido que, al contrario, evitan ese problema en estos momentos de pandemia de coronavirus ya que los menores están en un centro con medidas y protocolos específicos. Sin embargo, hoy mismo la consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas, ha asegurado que no habrá extraescolares hasta enero, pero ha abierto la puerta a que a partir de ahí se puedan recuperar.

 

"Si estamos apostando por una presencialidad segura, lo que era difícil de garantizar grupos burbuja en estas actividades", con lo que se suspenden las extraescolares durante el primer trimestre, lo que no significa que más adelante no se puedan recuperar. Lucas ha recordado que suspender las extraescolares se ha hecho para mejorar la protección y la seguridad, que la mayoría de centros tiene educación continua y que existe 'Tardes en el cole' para conciliar, aunque muchas asociaciones de familias piden más medidas hasta las 6 de la tarde.

 

"Si se prohíben los padres pueden escoger otras alternativas para la educación y el entretenimiento después del colegio mucho más difíciles de controlar", advierte ASAECyL en un comunicado de prensa en el que recuerda que Castilla y León es la única comunidad que ha suprimido las extraescolares.

 

Los portavoces de la asociación aseguran que tienen preparado un protocolo sanitario específico que ha sido trasladado a la Junta para que las extraescolares, "que incluyen disciplinas muy diversas, como los idiomas, el deporte o la tecnología", puedan ser ejecutadas de manera segura, "minimizando al máximo la posible transmisión del virus".

 

ASAECYL ha destacado asimismo la "relevancia fundamental" de las actividades extraescolares para la conciliación de la vida familiar y laboral de las familias y ha evidenciado su importancia en cuanto al desarrollo formativo, educativo y lúdico de los menores. No sólo son un complemento, son un añadido esencial --han asegurado desde la asociación-- especialmente si se tiene en cuenta que los niños estuvieron más de tres meses sin acudir al colegio el curso pasado,
con el déficit educativo y a nivel de socialización que ello supone.

 

Asimismo, los representantes de esta nueva asociación creada en agosto han alertado sobre el peligro que conlleva la cancelación de estas actividades de cara a la brecha social y económica de las familias castellanoleonesas desde el convencimiento de que las extraescolares en los colegios son "mucho más accesibles que cualquier otra opción privada" lo que puede agravar la brecha educativa derivada de los meses de confinamiento.

 

Por último, desde ASAECYL han advertido del impacto económico y laboral que implica la decisión de la Junta de Castilla y León de suspender las extraescolares al menos durante el primer trimestre del curso 2020-2021. En concreto, estiman que se pueden perder 10.000 empleos y dejar de facturar más de 13 millones de euros en los cerca de 1.000 colegios repartidos en todo el territorio de la Comunidad.

No obstante, desde la asociación han recordado que el mayor perjuicio es para las familias "y, sobre todo, para los propios niños y niñas".

Esta asociación se constituyó el pasado 28 de agosto y aglutina a diversos profesionales, tanto empresas como autónomos, que ofrecen ese tipo de servicios en los colegios de Castilla y León. Los promotores han admitido al respecto que "no hay mal que por bien no venga" desde el convencimiento de que esta es una buena ocasión para unirse "por fin" y poner el foco en este un sector que, según lamentan, no ha sido valorado
como se merece y sobre el que se tiene un gran desconocimiento.