Echa a andar la Plataforma "No a la mina en la Sierra de Yemas"

La primera acción reivindicativa de esta agrupación ciudadana tendrá lugar este sábado 18, en Ávila capital, donde celebrará una concentración en el Paseo del Rastro de Ávila a partir de las 17:30 horas.

"Para advertir de las nefastas consecuencias que tendría su puesta en marcha, pero sobre todo defender los intereses de la población de los municipios afectados". Con ese objetivo echa a andar, en Ávila, la Plataforma Ciudadana “No a la mina en la Sierra de Yemas”, que pretende convertirse en un punto de encuentro para los damnificados por este proyecto, canalizar reivindicaciones ante las administraciones y movilizar a la ciudadanía, con un propósito final: que no se permita llevar a cabo el proceso de investigación en la zona con vistas a impulsar una mina de feldespato a cielo abierto.


 
En concreto, la Plataforma rechaza la posibilidad de que se inicie trámite alguno encaminado al despliegue de la explotación minera en esta zona, próxima a la capital abulense. El proyecto, que solicita el permiso de explotación a la Junta de Castilla y León, no tiene en cuenta, a juicio de esta plataforma, aspectos medioambientales, humanos, arqueológicos y obvia la condición de la capital amurallada como Patrimonio de la Humanidad.


 
En concreto, el proceso de investigación registrado en la Junta de Castilla y León, denominado “Riofrío Nº 1.146”, a favor de la empresa Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles, S.L. se encuentra en fase de alegaciones. Se trata del tercer proceso de este tipo planteado en los últimos tiempos en el Servicio Territorial de Minas, y en todos los casos se plantea el despliegue de minas a cielo abierto para la explotación de feldespato, sílice y arcillas. "Son de las más contaminantes tanto para la salud como para el medioambiente ya que para la extracción de dichos minerales se necesitan productos químicos que son nocivos para la salud y para el medioambiente, tanto para la fauna como para la flora del entorno".


 
El proyecto registrado, para desarrollar la mina de la Sierra de Yemas, engloba una superficie de 1.590 hectáreas, y en él se ven afectados los pueblos de Cabañas, Riofrío, Mironcillo, Sotalbo y Gemuño de manera directa, viéndose perjudicados también los pueblos de La Aldea del Rey Niño y El Fresno. En el caso del núcleo rural de Cabañas, la totalidad de su casco urbano se encuentra dentro de las 53 cuadrículas mineras previstas, por lo que llevaría a la desaparición de dicho pueblo.


 
La actuación que plantea Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles S.L., parte de la Ley Estatal de Minas que data de 1973. En ella se anteponen aspectos mineros a cualquier otro, pero se trata de una norma que, a juicio de esta plataforma, va en contra de los preceptos de la normativa de la Unión Europea donde las exigencias medioambientales tienen mayor importancia.  

 

Por todo ello, y para concienciar a la sociedad abulense, se va a realizar una concentración en el Paseo del Rastro de Ávila el próximo día 18 de marzo de 2017 a las 17:30 horas en la que se va a explicar a todos los asistentes cómo se encuentra el expediente, facilitar las alegaciones a todas las personas interesadas, y se recogerán firmas para que el proyecto no salga adelante.

 


 
 

Noticias relacionadas