Dos conductores a disposición judicial por positivo en alcoholemia

Por parte de agentes de la Policvía Local de Ávila.

La Policía Local de Ávila ha puesto a disposición judicial a dos conductores que dieron positivo en las pruebas de alcoholemia que se les realizaron.

 

De este modo, ayer domingo, a  las 17,20 horas, la Policía Local recibió una denuncia de que un vehículo se encontraba parado en la Calle Siempreviva en el centro de la calzada, impidiendo el paso.

 

Trasladada la Unidad de Atestados hasta el lugar de los hechos, el vehículo había reiniciado su marcha, localizándole posteriormente en la avenida de Juan Pablo II cuando su conductor pretendía estacionar. Requerido el conductor por los agentes, los mismos observaron que éste presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas.

 

Por este motivo se le practicaron las pruebas de detección alcohólica, que arrojaron un resultado altamente positivo, por lo que se procedió a su puesta a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. El conductor en cuestión responde a las iniciales de J.G.M., vecino de Ávila, de 43 años de edad.

 

Accidente glorieta plaza de toros

 

Por otra parte, en la madrugada de este lunes, a las 0,15 horas, se ha recibido una llamada de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, mediante la que se informaba a la Policía Local  de la situación de un vehículo retenido por avería en la Plaza de San Nicolás, y que éste había perdido líquidos en su desplazamiento.

 

Traslada la Unidad de Atestados a este lugar, los agentes comprobaron que la inmovilización del vehículo se había llevado a cabo a  consecuencia de que  había tenido un accidente en la Glorieta de la Plaza de Toros, pues provenía en su circulación de la AV-900.

 

Por pérdida de control de vehículo el conductor  había atravesado la mencionada glorieta, causando daños considerables en la misma, así como en  el motor de su vehículo, por lo que en su desplazamiento había ido vertiendo en la calzada restos de los elementos líquidos del motor.

 

Observadas estas circunstancias, y como quiera que el conductor presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas, se procedió a realizar las correspondientes pruebas de detección alcohólica, que arrojaron un resultado altamente positivo.

 

Por esta razón los agentes procedieron a poner a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resultó ser P.G.F., vecino de Ávila, de 54 años de edad.