Donald Trump es absuelto en el juicio político por el asalto al Capitolio
Cyl dots mini

Donald Trump es absuelto en el juicio político por el asalto al Capitolio

Donald Trump

El expresidente estadounidense Donald Trump ha sido absuelto en el juicio político por el delito de incitación a la insurrección en el asalto al Capitolio del 6 de enero en una ajustada votación en el Senado de Estados Unidos.

En concreto, 57 senadores, incluidos siete republicanos, han votado a favor de condenar a Trump, mientras que 43 lo han hecho en contra, unas cifras lejanas a los 67 votos necesarios, ya que se requiere una mayoría de dos tercios.

 

Los siete republicanos que han votado a favor en el veredicto son Bill Cassidy (Luisiana), Susan Collins (Maine), Richard Burr (Virginia), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (Utah), Ben Sasse (Nebraska) y Pat Toomey (Pensilvania).

 

Trump estaba acusado de "incitar voluntariamente a la violencia contra el Gobierno de Estados Unidos". Los 50 demócratas de la Cámara Alta han votado "culpable", además de los siete republicanos.

 

Tras conocerse el resultado de la votación, Trump ha roto semanas de cauto silencio. "Siempre he sido y siempre seré un campeón incansable del estado de derecho, los héroes de las fuerzas de seguridad y el derecho de los estadounidenses a debatir pacífica y honrosamente las cuestiones diarias sin malicia y sin odio", ha apuntado en un comunicado.

 

Así, ha calificado de "triste" que "un solo partido político de Estados Unidos haya dado vía libre a denigrar el estado de derecho, difamar a las fuerzas de seguridad, jalear a las masas, disculpar a los alborotadores y transformar la justicia en una herramienta de venganza política para procesar, señalar, censurar y reprimir a toda la gente y todas las oponiones con las que no están de acuerdo".

 

Además, ha dejado entrever que tiene planes para su futuro político: "tenemos tanto trabajo por delante y pronto nos alzaremos con una visión para un futuro brillante, radiante e ilimitado para Estados Unidos".

 

En cambio, el portavoz demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha condenado la decisión de la Cámara y en particular el voto de los senadores republicanos. "La gran mayoría de los republicanos del Senado, incluido su líder, han votado a favor de absolver al expresidente Trump, con lo que escriben para siempre sus nombres en las columnas de la historia", ha declarado.

 

JUICIO POLÍTICO

 

El proceso de juicio político ha culminado cinco semanas después del asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de los simpatizantes de Trump que, alentados por el propio mandatario, interrumpieron el proceso de certicación de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que Trump fue derrotado por Joe Biden. Cinco personas murieron en el ataque. Una semana después la Cámara de Representantes inició el juicio político o 'impeachment' contra Trump con el apoyo de diez republicanos y convirtió así a Trump en el primer presidente estadounidense en ser sometido a dos procesos de destitución.

 

Ante la inminencia de la toma de posesión de Biden, el 20 de enero, el principal objetivo del 'impeachment' era la inhabilitación de Trump para impedir que se presentara a presidente en 2024. El principal argumento del grueso de los senadores demócratas para rechazar el juicio político era el cuestionamiento de su legalidad, ya que es la primera vez que se vota un 'impeachment' contra un presidente que ya no está en el cargo.

 

SORPRESAS EN EL TRAMO FINAL

 

El proceso de juicio político a Trump ha estado marcado en su última jornada por un dramático giro de los acontecimientos cuando el Senado ha votado a favor de abrir un periodo de comparecencias relacionadas con lo ocurrido después de que se solicitara la comparecencia de la miembro de la Cámara de Representantes Jaime Herrera Beutler, republicana.

 

Cinco senadores republicanos, entre ellos Lindsey Graham, acérrimo partidario de Trump, habían votado a favor del procedimiento de comparecencias después de que el abogado de la acusación Jamie Raskin manifestara su intención de llamar a declarar al menos a Herrera Beutler, que reveló una crucial conversación entre Trump y el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ocurrida durante el asalto al Capitolio por el que se juzga a Trump.

 

Según esta conversación, Trump se habría negado en un primer momento a pedir a los manifestantes que abandonaran la incursión a pesar de las peticiones de McCarthy, en el principio de una acalorada discusión en la que Trump afeó al político que los asaltantes, según testigos republicanos de la conversación, "parecían preocuparse más" por el resultado de las elecciones presidenciales, fraudulentas según teorías infundadas defendidas por Trump, que el propio McCarthy.

 

Uno de los principales abogados de Trump, Michael van der Veen, declaró tras la aprobación de la moción que sería necesario llamar a "un centenar de testigos" para corroborar la inocencia de su cliente, llegado el caso. Junto a Graham también han votado a favor de la declaración los senadores republicanos Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney y Ben Sasse. Para evitar esta dilatación del proceso, varios senadores clave y el equipo de defensa legal de Trump alcanzaron un acuerdo para sortear la fase de comparecencia de testigos que nalmente ha habilitado la votación del veredicto. El acuerdo incluye agregar la declaración de Herrera Beutler a los archivos del juicio sin añadir nuevas comparecencias.

Noticias relacionadas