Diez consejos de la UCAV para afrontar el confinamiento

Consejos de la UCAV para abordar el confinamiento.

César Antona Casas, Doctor en Psicología y profesor de la Universidad Católica de Ávila, ofrece diez recomendaciones para afrontar estos días de en casa

El confinamiento en casa puede llegar a ser difícil para muchos, por eso es importante tener en cuenta algunas pautas de comportamiento como explica César Antona Casas, Dr. en Psicología y profesor de la Universidad Católica de Ávila, que ofrece diez recomendaciones para afrontar estos días de en casa.

 

Para ello, Antona sugiere, en primer lugar, tener en cuenta la existencia de las grandes diferencias individuales. Estas diferencias dependen de variables como la propia salud (y las posibles limitaciones funcionales de cada persona), la edad (fundamentalmente la niñez y la adolescencia), la personalidad (a las personas extrovertidas les costará mucho más que a las introvertidas), el tipo de familia o comunidad en el que se conviva y las posibles obligaciones (teletrabajo, estudio y/o actividades domésticas), el tipo de vivienda y el acceso a los recursos tecnológicos. “Todas estas variables pueden influir claramente en el modo en que se afronte la estancia sin salir”, aclara el profesor de la UCAV.

 

Una vez analizadas las diferencias que puedan existir, César Antona establece que debemos ser conscientes del motivo por el que se está en casa. “En la actualidad vivimos una pandemia que pone en riesgo a personas vulnerables en todo el mundo. Todos podemos colaborar aportando nuestro granito de arena y para todos nosotros comienza por estar en casa, respetando las pautas y normas establecidas. Recordemos que es una forma de ayudar”, indica Antona.

 

Se puede continuar elaborando un horario con distintas actividades. “Levantarnos a la hora prevista (es decir, con despertador), asearnos, desayunar bien y organizar y desarrollar nuestras actividades. Cuidar la higiene personal (evitar el abandono) y vestirnos de un modo que incluya comodidad y también el hecho de vernos y sentirnos bien con nosotros mismos. La ducha diaria es tonificante y relajante”, es otro de los consejos del profesor de la UCAV.

 

Otra clave que puede ayudar en estos días es establecer objetivos realistas y alcanzables, incluyendo los laborales o relacionados con el estudio. Para ello, Antona sugiere crear un entorno que semejante al laboral o académico. “En el caso de que no fuera posible el teletrabajo o estudio, se puede buscar algún tipo de actividad adecuada a la edad e intereses de cada persona que nos involucre y nos mantenga activos”, recomienda César Antona.

 

Organizar los objetivos en función de su importancia y nuestro grado de energía y/o concentración para hacer más llevadero el confinamiento. ¿Cómo?, programando las obligaciones para los momentos más productivos del día (aquellos en los que tenemos más energía) y que se sean seguidos de momentos de descanso y ocio porque hay que saber empezar y también saber parar. “Primero la obligación y luego la devoción”, apunta el profesor de la UCAV.

 

Para muchos, puede que estar en casa no sea el contexto ideal en el que trabajar debido a que los imprevistos suelen surgir frecuentemente al convivir con otras personas, sobre todo si hay niños pequeños. Para hacer frente a esta nueva realidad, el doctor propone revisar y redefinir objetivos ya que ser flexible permite redefinir objetivos y adaptarnos a las circunstancias.

 

La convivencia en casa también exige la realización de tareas domésticas cotidianas para lo que puede ser de gran utilidad escuchar música o un audiolibro. Hablar y escuchar es fundamental estos días. Antona recomienda encontrar momentos para poder comunicarnos con las personas que nos rodean y conectar con los demás, sobre todo con quien se convive: “Puede ser diariamente, no hace falta esperar a que haya problemas que resolver. Si se hace de forma periódica puede ser una forma estupenda de reducir malentendidos y reducir discusiones. Es muy importante que estos momentos no coincidan con un nivel elevado de cansancio o con algo urgente o que nos preocupe”.

 

Son muchos los que ahora no pueden sentir el calor de los suyos pero hay una manera de combatirlo: la tecnología. “Utilizar la tecnología de forma adecuada para hablar por teléfono o utilizando la videollamada. Una cosa es estar solo y otra sentirse solo”, señala el profesor.

 

En días en los que solo hay un tema que centra la actualidad informativa, César Antona recomienda no llegar a preocuparnos hasta  un punto que pueda bloquearnos o entristecernos: “Es importante saber conectar, pero también desconectar”.

 

Y para finalizar: realizar pausas. Es la última sugerencia del profesor de la UCAV. “Encontrar el lugar y el momento para hacer una pausa, relajarte y ser agradecido. Hay aspectos que claramente trascienden al ser humano. Tengamos confianza y fe y encontremos espacios para la oración y para hablar con Dios y escucharle”, indica.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: