Detenidos seis jóvenes que se dedicaban a apedrear a bomberos, taxis y autobuses en la carretera

Carretera de la frontera ceutí

Agentes de la Policía Nacional de Ceuta han detenido y puesto a disposición judicial a seis jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, como presuntos autores de varios delitos de atentado a agente de la autoridad, daños y desórdenes público.

Los jóvenes llevaron a cabo repetidos apedreamientos de los que han sido víctimas autobuses urbanos, taxis y vehículos de bomberos durante las tres últimas semanas en la carretera nacional que une el centro de la ciudad autónoma con la frontera del Tarajal.

 

Según ha explicado este lunes la Jefatura Superior en una nota, la reiteración de esos sucesos condujo al establecimiento de un dispositivo policial para identificar y detener a los autores del lanzamiento de piedras en la zona de Arcos Quebrados.

 

El operativo dio sus primeros frutos el martes de la semana pasada, cuando los funcionarios desplegados detectaron a un grupo de jóvenes y menores que "acechaban" la llegada de unidades policiales camino de la frontera para "empezar a lanzar piedras". Los agentes lograron detener a dos menores de 15 y 16 años y a un adulto de 18 pero el resto de los participantes en el suceso logró huir.

 

No obstante, los policías consiguieron identificar "rasgos y detalles físicos" que hicieron posible la identificación y posterior arresto de otros dos menores, ambos de 16 años, y de otro implicado de 19.

 

A todos se les imputan presuntos delitos de Atentado a Agente de la Autoridad, Daños y Desordenes Públicos. Los mayores de edad han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia y los menores, de la Fiscalía de Menores.