Detenido un hombre por mostrar el pene e insinuarse a una compañera de piso "con propósitos de índole sexual"

El hombre, que presentaba síntomas de embriaguez a la llegada de la Policía Nacional, llegó a sujetar a la mujer, que se zafó de un tirón y avisó a sus compañeros de piso.

Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Salamanca han detenido a un varón de 39 años, como presunto autor de un delito contra la libertad sexual, tras "insinuarse y llegar a sujetar a una mujer con claros propósitos de índole sexual, hechos producidos en la vivienda en la que ambos residen en régimen de alquiler, junto a otras personas", según han apuntado fuentes policiales.

 

Los agentes acudieron a la vivienda tras recibirse requerimiento telefónico de presencia policial por una presunta agresión de un chico a una chica, sin aportar más datos.

 

A su llegada, los agentes encontraron en la calle, frente al portal del bloque de viviendas, a un varón que "presentaba síntomas de embriaguez", y que "profería gritos y amenazas de muerte contra una chica y contra un amigo de esta, sin que ninguno de ellos estuviera presente". Los componentes de una dotación policial permanecieron junto a él, mientras otros subían a la vivienda desde la que se había producido la llamada. "El varón no dejaba de proferir insultos y amenazas hacia la mujer y sus amigos", explican.

 

Según la información facilitada desde Policía Nacional, al llegar a la vivienda la víctima manifestó que se encontraba en la mesa del salón usando el ordenador, mientras el varón se encontraba bebiendo en el sofá, "comenzando a insinuarse y a decirle que tenían que estar juntos, levantándose en un momento determinado y apagando la luz. La víctima se asustó y se levantó para encenderla de nuevo, viendo a su compañero con los pantalones bajados y mostrando su órgano sexual, aproximándose y agarrándola por un brazo, por lo que se zafó de un fuerte tirón y salió corriendo por el pasillo, mientras pedía auxilio a sus compañeros de piso".

 

Según manifestaciones de los compañeros que salieron al oír los gritos, la encontraron llorando y muy asustada por lo que impidieron que el agresor se le acercara y dieron aviso a la Policía.

 

Al tener constancia de los hechos, procedieron a la detención del presunto autor, tramitándose el atestado por el que ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.