Detenidas dos personas por suplantación de identidad en el examen del permiso de conducir en Ávila

Jefatura de Tráfico de Ávila. (Foto: archivo)

Eran expertos en el campo de la suplantación, y poseían un amplio historial delictivo por hechos similares llevados a cabo en varias Jefaturas Provinciales de Tráfico de España

Efectivos de la Guardia Civil de Ávila han procedido a la detención de una persona de 41 años y posteriormente otra de 46, ambas naturales de Pakistán y domiciliados en Barcelona y Valencia, por suplantación de identidad durante el examen del permiso de conducir realizado en la Jefatura de Tráfico de Ávila. Al primero de ellos se le considera presunto autor de un delito de falsedad documental y usurpación de estado civil y al segundo por colaborador necesario e inductor de la misma tipología delictiva.

 

Los hechos sucedieron en el aula de exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico en Ávila, durante las inspecciones que se realizan para la obtención del permiso de conducción. Una vez finalizada la prueba, agentes del GIAT procedieron a verificar la identidad de uno de los opositores, al haber observado anomalías en su documentación.

 

Durante este proceso pudieron determinar que el identificado, natural de Pakistán, era un experto en el campo de la suplantación, ya que poseía un amplio historial delictivo por hechos similares llevados a cabo en varias Jefaturas Provinciales de Tráfico de España. Además se comprobó que le constaba una orden de expulsión de territorio nacional, por lo que fue puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía de Ávila.  Tanto el suplantador como el suplantado fueron detenidos por una supuesta infracción al artículo 392 del Código Penal castigada con penas de entre seis meses y tres años de prisión y multa de seis a doce meses.

 

Ese mismo día en la citada aula se detectó a otra persona de la misma nacionalidad que se presentó al examen con un sofisticado sistema electrónico compuesto por dos teléfonos móviles, uno de ellos oculto bajo la ropa con el objetivo de la cámara dispuesto en un orificio de la prenda de vestir y otro, también oculto, era por el que recibían las respuestas todo ello para copiar en el examen teórico para la obtención del permiso de conducir de la clase “B”.

 

Con ambas actuaciones la Benemérita evitado la obtención de manera fraudulenta del permiso de conducción español, por carecer de los conocimientos necesarios relacionados con la seguridad vial, lo que hubiera supuesto un riesgo evidente  para el resto de usuarios de la vía.