Desmantelan un taller clandestino con empleados que trabajaban 11 horas al día por 25 euros

Varios agentes esperan junto al vehículo donde se encuentra la mujer (al fondo). @PoliciaVLL

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Torrent (Valencia) un taller clandestino dedicado a la confección textil y a la fabricación de almohadas, cojines y productos textiles para el hogar.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Torrent (Valencia) un taller clandestino dedicado a la confección textil y a la fabricación de almohadas, cojines y productos textiles para el hogar. Los dos responsables han sido detenidos por presuntamente contar con empleados sin darles de alta en la Seguridad Social y en jornadas laborales de hasta 11 horas por un salario diario de 25 a 30 euros, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

 

Las investigaciones se iniciaron en enero al tener conocimiento los agentes de la existencia de un taller ubicado en garaje almacén en Torrent, tras lo que averiguaron que ninguno de los trabajadores estaba afiliado a la Seguridad Social.

 

Tras varios dispositivos de vigilancia, los policías constataron que cada día acudían una media de ocho trabajadores, casi todos de origen extranjero, que entraban a las 8 horas y permanecían hasta 11 horas en su interior, mientras el local permanecía siempre cerrado.

 

En una de las vigilancias, los agentes observaron cómo el responsable del taller y varios trabajadores descargaban una furgoneta de productos brutos como fundas y espumas para la fabricación de almohadas y cojines.

 

Finalmente, después de intensificar las vigilancias en colaboración con inspectores de Trabajo y la Seguridad Social, la Policía registró el local e identificó en su interior a ocho personas, la mayoría extranjeras, y todas sin contratos de trabajo.

 

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes han detenido a dos hombres por un presunto delito contra los trabajadores, uno como responsable del local y el otro por ser el encargado de captar a algunos de los trabajadores extranjeros.

 

Ambos han sido puestos en libertad tras prestar declaración, no sin antes ser advertidos de la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando sean requeridos. Mientras, Inspección de Trabajo y la Seguridad Social tramitan el expediente sancionador.