Desescalada en Ávila: todas las actividades que se pueden hacer en los municipios de menos de 10.000 habitantes

E.P.

La medida publicada por el BOE flexibiliza la realización ciertas actividades como una mayor libertad para hacer deporte, salir a dar un paseo a cualquier hora, la apertura de mercadillos y también bares y restaurantes.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la Orden que recoge las medidas de flexibilización de determinadas restricciones a pequeños municipios y a entes locales de ámbito territorial inferior con menos de 10.001 habitantes y una densidad de población inferior a 100 habitantes por kilómetro cuadrado.

 

En Ávila todos los municipios de la provincia están por debajo de esos 10.000 habitantes, por lo que esta medida flexibiliza ciertas actividades como una mayor libertad para hacer deporte, salir a dar un paseo a cualquier hora, la apertura de mercadillos y también bares y restaurantes.

 

Gracias a esta medida, pueblos con gran población como Arenas de San Pedro, Candeleda o Las Navas del Marqués podrán salir a la calle a cualquier hora. No es el caso de Arévalo, la localidad abulense más poblada, ya que tiene una densidad de población superior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado.

 

El texto adapta la estrategia de desescalada a las particularidades de estas poblaciones, donde existe menos riesgo derivado de aglomeraciones o del uso intensivo de los medios de transporte colectivo. En el caso concreto de Castilla y León, donde hay 2.248 municipios según los últimos datos del Padrón Continuo a 1 de enero de 2020, esta orden afectará a un total de 2.225 poblaciones, 2.009 en el tramo de hasta 1.000 habitantes, donde reside el 18,3 por ciento de la población de la Comunidad, y otras 216 localidades en el tramo de 1.001 a 10.000 habitantes, donde vive el 25,0 por ciento de los castellanoleoneses

 

En este sentido, la Orden no se aplicará si estas poblaciones tienen un casco urbano consolidado colindante con el casco urbano de otro municipio o ente local que tenga más de 10.000 habitantes y una densidad de población de más de 100 habitantes por kilómetro cuadrado. Tampoco se podrán aplicar estas medidas cuando la suma de los habitantes de los cascos urbanos consolidados colindantes exceda el número de habitantes o densidad de población establecidos.

 

Los municipios que cumplan estos requisitos y que se encuentren en fase 0 y 1 podrán acogerse a algunas de las medidas previstas para la fase 2. Así, se eliminan las franjas horarias que determinan las salidas de los menores de 14 años y la actividad física no profesional al aire libre. También se elimina el límite de salida de un adulto con un máximo de tres niños. Todos los convivientes en un mismo domicilio podrán salir juntos.

 

El límite para realizar estas actividades es el término municipal o, en su defecto, a una distancia máxima de cinco kilómetros, incluyendo municipios adyacentes, siempre que  éstos también se beneficien de estas medidas de flexibilización y pertenezcan a la misma unidad territorial de referencia. En este tipo de poblaciones que estén en fase 1, podrán salir juntos, respetando siempre las medidas de seguridad e higiene, grupos de un máximo de 15 personas, excepto en el caso de personas convivientes.

 

Mercados al aire libre

 

Por otra parte, la orden permite a los ayuntamientos o gobiernos de los entes locales autorizar los mercados al aire libre o de venta no sedentaria en la vía pública. Se dará preferencia a los de productos alimentarios y de primera necesidad, y se deberá procurar la garantía de que los consumidores no manipulen los productos.

 

Las autoridades locales deberán garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes. Para ello, establecerán los requisitos de distanciamiento entre puestos y las condiciones de delimitación del mercado.

 

También se podrán reabrir al público los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, excepto las discotecas y bares de ocio nocturno. La prestación del servicio en las terrazas al aire libre se realizará conforme a lo previsto para la fase 1.

 

Respecto a los velatorios, entierros, lugares de culto, servicios de biblioteca y el desarrollo de la actividad deportiva, se aplicarán las medidas de la fase 2. Las instalaciones deportivas al aire libre se podrán abrir siempre que se cumplan los requisitos establecidos para la fase 1.

 

Para garantizar el cumplimiento de estas medidas de flexibilización, los ayuntamientos y órganos de gobierno de los entes locales, con las diputaciones, cabildos insulares y/o autoridades comarcales, y bajo la coordinación de las comunidades autónomas, aprobarán planes de adecuación de los espacios públicos. También podrán adoptar medidas restrictivas en el acceso a los espacios naturales cuando consideren que existe riesgo de formación de aglomeraciones.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: