Descartado el toque de queda 'light' y carpetazo total al estado de alarma: las medidas que quedan en pie
Cyl dots mini

Descartado el toque de queda 'light' y carpetazo total al estado de alarma: las medidas que quedan en pie

Terrazas en la plaza de San Justo de Salamanca.

En plena desescalada, la justicia rechaza aplicar la única medida de tipo estado de alarma que había planteado la Junta, mientras Castilla y León se prepara para bajar otro nivel de alerta.

Ahora si, parece que Castilla y León puede decir adiós al estado de alarma y las medidas duras que lo acompañaban. Durante meses, el toque de queda y el cierre perimetral ayudaron a mantener las cifras bajo control, pero la caída de la incidencia por la vacuna han frenado por completo cualquier atisbo de nueva ola de enfermos Covid y de paso ha dejado sin argumentos para más restricciones. Al menos, así lo considera el TSJCyL, que ha rechazado la petición, la única de la Junta para mantener medidas de tipo 'estado de alarma'.

 

Castilla y León optó por terminar el 9 de mayo el estado de alarma sin más y tanto el toque de queda de las 22.00 horas como el cierre perimetral de la comunidad quedaron sin efecto. En ambos casos, la comunidad mantenía y mantiene que no se podían hacer sin un decreto estatal porque afectan a derechos fundamentales, y la justicia le ha acabado por dar la razón... rechazando lo que iba a ser el último vestigio de las etapa más restrictiva.

 

Tras esperar a la evolución epidemiológica, el pasado 20 de mayo la Junta planteaba sus medidas para iniciar una nueva desescalada. Castilla y León iba a afrontar la nueva etapa consciente de que la incidencia bajaba, con el paso del nivel 4 al 3 de alerta, incluyendo menores restricciones y ampliación de aforos, y con las terrazas abiertas hasta la una de la madrugada. Además, se ampliaban aforos en el turismo rural. Pero, además de las medidas convencionales, ponía sobre la mesa una opción: limitar las reuniones de madrugada.

 

La Junta proponía prohibir las reuniones de más de seis personas entre la 1 y las 6 de la madrugada para luchar contra las concentraciones incontroladas como fiestas y botellones. Pero no procedía a aprobar con el posterior paso por los juzgados, sino que lo hacía al revés: consultaba primero si era posible hacerlo, dejando de lado la opción abierta por el Gobierno central de acudir al Supremo. Ahora esa consulta es negativa: el TSJ ha rechazado limitar las reuniones de madrugada.

La Junta contaba con ello

"Cuando hicimos la petición sabíamos que esto podía suceder. Todo el mundo sabe que esta situación es muy dispar de unas comunidades autónomas a otras hay comunidades autónomas como la de Valencia que tiene una incidencia muchísimo menor en la cual hay todavía toque de queda", ha señalado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.


En este punto, ha asegurado que esta decisión, a su juicio, viene a demostrar que, como ya aventuró la Junta, lo que decía "no era cierto". "No hay herramienta y esto viene a demostrar es lo que hemos dicho todos estos días. Esto no es manera de gestionar", ha apostillado.

 

La argumentación

El TSJCyL ha desestimado los argumentos de la petición cursada por la Junta. Según el tribunal, no tiene explicación que se pretenda este toque de queda 'light' para toda la comunidad habiendo gran diferencia entre provincias; de hecho, no tiene nada que ver la situación de Salamanca o Soria con la de Burgos. Tampoco comparte que se quiera hacer por siete días: "se podría haber fijado con otra duración", dice.

 

Tampoco admite el argumento del predominio de casos en brotes de ámbito familiar, social y especialmente mixto (83,4%) cuando al tiempo se dice que los indicadores sanitarios muestran una progresiva mejora de la situación epidemiológica que ha dado lugar a rebajar el Nivel de alerta al 3 en toda la Comunidad el mismo día que se solicitaba esta medida. Y aunque asume que las medidas intentan limitar el ocio nocturno, entiende que el consumo de alcohol en la calle ya está prohibido y que por ahí se puede actuar.

 

Por último, el tribunal le pide a la Junta buscar otras alternativas y niega como dice la Junta que la limitación propuesta no tenga un impacto significativo en el derecho de reunión: "La medida cuya autorización se pretende no solo afecta al derecho de reunión sino también al derecho a la libertad, y al derecho a la intimidad personal y familiar, por lo que la búsqueda de medidas alternativas menos intervencionistas es obligada".

 

Paso a nivel 2

La realidad es que, incluso sin esta sentencia, la Junta está ahora en otra fase. Este jueves se ha anticipado el paso a nivel 2 de alerta, lo que supone rebaja de restricciones y aumento de aforos en todo tipo de actividades. Castilla y León se queda como medida con un 'semáforo' que cada vez va a ir a colores más claros y en el que la limitación de reuniones no tiene cabida: pensada para una semana, su aplicación estaría terminando este mismo sábado. No tiene sentido.

 

Por ahora, además del 'semáforo', la Junta se queda con la apertura de terrazas hasta la 1 y de hostelería hasta las doce, los diferentes niveles de aforos y la recomendación de evitar aglomeraciones. Además, se mantienen mascarillas y medidas higiénicas, aunque las primeras podrían dejar de usarse en exteriores pronto. La situación no está ya para un toque de queda 'light'.

Noticias relacionadas