Desalojan una fiesta con 82 personas sin mascarilla ni distancia y fuera del horario permitido
Cyl dots mini

Desalojan una fiesta con 82 personas sin mascarilla ni distancia y fuera del horario permitido

Local donde se celebraba la fiesta clandestina. Foto: EP

Una mujer se escondió en un mueble y otro cliente se ocultó en el habitáculo de los barriles de bebidas. Tuvierion que acudir unidades de Policía Nacional, Local y Bomberos.

Una fiesta ilegal en un pub de la capital de Jaén en la que participaban 82 personas, sin mascarillas y fuera del horario permitido, ha sido desalojado por agentes de la Policía Nacional, Policía Local, la Guardia Civil, los Bomberos y la Unidad Adscrita a la Junta de Andalucía. Todas las personas han sido identificadas y los agentes han procedido a levantar actas de infracción por el incumplimiento de las restricciones ordenadas por la autoridad sanitaria para frenar la pandemia.

 

Según ha explicado en un comunicado la Subdelegación del Gobierno, las actas de denuncia se han levantado por participar en una reunión de más de cuatro personas, por no guardar la distancia de seguridad, por no usar la mascarilla y por la apertura de un local hostelero fuera del horario permitido.

 

La sala 091 de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía recibió varias llamadas a partir de las 18,50 horas en las que se alertaba de que un numeroso grupo de personas se encontraba dentro de un establecimiento hostelero, ubicado en el Polígono de Los Olivares, y que, al parecer, estaban participando "en una fiesta clandestina".

 

Los alertantes explicaban que los clientes estaban accediendo al local por una entrada trasera. En un primer momento, una patrulla de la Policía Nacional se desplazó hasta el lugar y comprobó que, efectivamente, había varias personas en el exterior del pub, por lo que solicitaron de inmediato el apoyo de más unidades policiales.

 

De forma coordinada, se puso en marcha un dispositivo con Policía Local de Jaén y con la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Junta de Andalucía, en el que también prestó apoyo la Guardia Civil, para proceder a desalojar el establecimiento "de la forma más segura posible". Varias patrullas se personaron en el local alrededor de las 19,30.

 

Sin embargo, los agentes no pudieron acceder al interior, ya que los participantes "se negaron a abrir la puerta". Esa resistencia a permitir el acceso de los policías al establecimiento motivó, además, la intervención de los Bomberos, quienes procedieron a levantar por la fuerza la persiana metálica del establecimiento para así permitir a la Policía franquear la entrada. Los agentes de los diferentes cuerpos policiales han procedido a identificar a los 82 participantes en la fiesta ilegal, donde se consumía alcohol y otras sustancias.

 

Los policías hallaron a una mujer en el interior de un mueble de poco más de un metro de altura, mientras que otro de los asistentes trató de ocultarse debajo de la barra, en concreto en el habitáculo en el que se colocan los barriles de bebidas.

 

Por ello, se han levantado numerosas actas de infracción, ya que se comprobó que se estaban incumpliendo varias limitaciones y restricciones ordenadas por la autoridad sanitaria para contener los efectos de la pandemia. Igualmente, se ha denunciado al responsable del local por no respetar las restricciones. Los datos de los denunciados serán remitidos próximamente a las autoridades sanitarias para el rastreo de un posible foco de contagio de la Covid-19 en caso de algún positivo en los próximos días.