Denuncian la desaparición de Pediatría en los centros de salud de Candeleda y Lanzahita
Cyl dots mini

Denuncian la desaparición de Pediatría en los centros de salud de Candeleda y Lanzahita

Centro de Salud de Candeleda.

En los municipios afectados hay alrededor de 600 niños en edad de ser atendidos en este servicio, cuya supresión por parte de la Junta a partir del 18 de enero supone un menoscabo de los servicios públicos en el medio rural

Los procuradores del PSOE de Ávila en las Cortes de Castilla y León, Miguel Hernández y Soraya Blázquez, han expresado su frontal rechazo a la decisión de la Junta de Castilla y León de suprimir el servicio de Pediatría en los centros de salud de Candeleda y Lanzahita, y han reclamado a la Consejería de Sanidad que reconsidere esta medida para que dichas consultas puedan seguir prestándose en el mismo número de horas y de días que hasta ahora.

 

Desde su punto de vista, esta decisión constituye un grave deterioro de los servicios públicos, en este caso el sanitario, y contraviene el objetivo común de las administraciones públicas para luchar contra la despoblación en el medio rural, de ahí su apoyo a las iniciativas que han emprendido y emprenderán en contra de la medida los ayuntamientos y ciudadanos afectados.

 

Al respecto, entienden que el servicio de Pediatría, más en una situación de pandemia como la que atravesamos, resulta primordial en la atención sanitaria de los ciudadanos, no en vano está considerado en el actual modelo sanitario como la puerta de entrada al sistema de salud de la población infantil y responsable de su atención integral.

 

Según los parlamentarios socialistas, los usuarios de los centros de salud de Candeleda y Lanzahita están siendo marginados por la Junta de Castilla y León al suprimir el servicio de Pediatría y al obligar a los padres y madres a acudir en caso de necesidad al centro de salud de Arenas de San Pedro, además solo dos días a la semana, en vez de haber optado por una solución más lógica: establecer días alternos de consulta en Lanzahita y Candeleda.

 

En su opinión, también es lamentable el trato de la Junta hacia el personal de estos centros de salud, que han demostrado en todo momento su vocación de servicio público y profesionalidad, cubriendo las vacaciones como han podido, sin disminuir los días de consulta y manteniendo el número de analíticas, interconsultas y pruebas, sin olvidar su tarea de buscar casos de Covid, hacer los seguimientos, mantener los rastreos, y dentro de nada, vacunar.  

 

Por ello, es censurable que la Consejería de Sanidad no solo incumpla los refuerzos de personal prometidos para que estos centros de salud presten a la población un servicio digno a la vez que combaten el coronavirus, sino que además los deje sin una asistencia esencial, de la que se benefician alrededor de 600 niños que residen en los municipios afectados.

 

Según han destacado, el modelo de atención pediátrico es un bien social arraigado y con demostrados beneficios para la salud infantil y juvenil que hay que conservar, según los procuradores del PSOE, quienes esperan que esta medida no esconda la decisión de la Junta de ir quitando de manera progresiva la Pediatría del sistema de Atención Primaria.

 

Los procuradores socialistas, que anuncian propuestas parlamentarias en las Cortes para denunciar la situación creada, reivindican que se mantenga la consulta de Pediatría en los centros de salud de Candeleda y Lanzahita tal y como hasta ahora y que por parte de la Consejería de Sanidad se garantice la consulta de Pediatría en Atención Primaria en todos los centros de salud de la provincia, porque los niños del medio rural abulense también tienen derecho a un profesional especialista de referencia.