Declarados como servicios esenciales cinco hoteles de Ávila durante la crisis sanitaria

Hotel Cuatro Postes de Ávila.

La decisión tiene como objetivo ayudar a la movilidad de trabajadores.

Los procuradores del PSOE de Ávila en las Cortes de Castilla y León, Miguel Hernández y Soraya Blázquez, han destacado la oportunidad de la decisión del Gobierno de declarar cinco hoteles de Ávila como servicios esenciales, lo que contribuirá a la movilidad de aquellos trabajadores que tienen que realizar determinadas labores en esta situación de crisis sanitaria.

 

Se trata de los hoteles Cuatro Postes, Dos Castillas, Exe Reina Isabel, H2 Ávila y San Antonio, que se mantendrán cerrados al público en general pero que permitirán el alojamiento de personas que deban desplazarse para atender a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad, personas especialmente vulnerables o con necesidades de atención sanitaria, entre otros supuestos.

 

También a todas aquellas personas que, por causa de fuerza mayor o situación de necesidad, requieran asegurar alojamiento puntual con urgencia, como podrían ser turistas que no hayan podido retornar a sus lugares de origen en el plazo previsto, personas que estén bajo un programa de atención humanitaria o cualquier otro programa para colectivos vulnerables y otros supuestos similares.

 

Los parlamentarios abulenses recuerdan que, aunque en principio son cinco hoteles los declarados como servicios esenciales, el Ministerio podrá ampliar la relación cuando estime necesario para garantizar la prestación de los servicios que requiera la actual situación derivada del Covid-19.

 

Servicio de alojamiento

 

Los cinco hoteles citados ofrecerán servicio de restauración y cualquier otro servicio que resulte necesario para la correcta prestación del servicio de alojamiento, cuando así estén habilitados para ello, exclusivamente a las personas que se encuentren alojadas en los mismos.

 

No obstante, se podrá permitir el acceso a las instalaciones y servicios de aseo y restauración a los transportistas profesionales de mercancías, aunque no se encuentren alojados.

 

En todo caso, según establece la orden del citado departamento ministerial, los alojamientos afectados tendrán que observar las medidas e instrucciones de protección indicadas por el Ministerio de Sanidad tendentes a evitar el contagio del Covid-19.