Decálogo para evitar contagio de coronavirus al hacer la compra en un supermercado de Ávila

Supermercado Froiz en Ávila. (Foto: Archivo).

Hay varias fórmulas para evitar el contagio del virus asiático, desde pagar con tarjeta a llevar tu propia bolsa de compra.

Hacer la compra en un supermercado o tienda de alimentación es una de las pocas cosas por las que el decreto de estado de alarma bajo el que nos encontramos en nuestro país permite salir de casa desde este lunes como medida ante la crisis sanitaria que vive España por el coronavirus.

 

Por ello, en un momento en el que está casi totalmente prohibido salir a la calle, salvo en determinadas circunstancias, hacer la compra puede ser un oasis en la actual situación, pero también una situación de riesgo de contagio ante la que hay que tomar sus precauciones.

 

Estos son algunos consejos para evitar llevarnos el COVID-19 a casa tras cubrir las necesidades de nuestras neveras y despensas.

 

Planificar. Las autoridades competentes han pedido que estemos lo menos posible en los supermercados aunque esté autorizado acudir: de hecho, se pide no aglomerarse y respetar cola si hay para evitar el contagio. Si planificas la hora de salida, estarás menos tiempo en riesgo y comprarás mejor lo que necesitas. Estos son los horarios de los principales supermercados.

 

Lista de la compra. Es fundamental acudir con una lista de la compra, algo que dietistas y consumidores recomiendan de siempre, no sólo ahora por la cisis sanitaria, pero que ahora es fundamental.

 

Preparación. No es ningún secreto: llevar mascarilla si no estás enfermo no sirve de nada, como ya han repetido varios expertos. Otra cosa es entre los empleados del supermercado, que se ven con mucha gente: es lógico que la usen, igual que los guantes.

 

Horario. Son muy amplios por la situación de crisis actual, aunque algunas cadenas han procedido a retocarlos como parte de las medidas contra el coronavirus. Mejor los consultas antes de ir.

 

Distancia. Al llegar al establecimiento, lo primero es esperar si está muy lleno, algo obligado si se limita el aforo. En la cola, metro y medio de separación. Además de pacienda. Y dentro también, especialmente en la caja a la hora de pagar.

 

Usa tu bolsa. Ni carrito ni cesta del super, incluso cogiéndolos con guantes. Lo mejor es llevar tu propia bolsa de compra de casa para evitar el contagio. Desde que se limitó el uso de las de plástico, es más fácil.

 

Higiene básica. Aunque no estés enfermo y hayas salido a la calle, no olvides observar todas las normas básicas (toser en el codo, no tocarte ojos o boca) y la distancia de seguridad, que es fundamental en la situación de crisis por la que atravesamos.

 

Higiene de tienda. Momento de observar otras recomendaciones adicionales: no hablar sobre los alimentos ni tocarlos sin guantes. Lo mejor sería que todos los que son frescos estén cubiertos.

 

Pagar. Mejor hacerlo con tarjeta (ahora casi todas son sin contacto) y evitar el dinero en metálico: el coronavirus, dicen, sobrevive cuatro horas en billetes o monedas. De nuevo, distancia de seguridad con clientes y cajeros.

 

Respeto. Los trabajadores de tiendas, supermercados y otros establecimientos autorizados para abrir están haciendo un gran esfuerzo, y corriendo un gran riesgo: no se lo pongas difícil.