De 2007 a 2013 para “aprender a ser inteligentes”

Desde que en el año 2007 Ávila firmará el convenio con la Junta de Castilla y León de Red de Ciudades Inteligentes a la adhesión a la formar para de la Red I se han realizado muchos trabajos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos haciendo unos de las nuevas tecnologías

Como señalaba José Francisco Hernández “son muchos los proyectos que a lo largo de estos años hemos puesto en marcha dentro del proyecto de ciudades inteligentes, y además formarán parte del futuro de la ciudad”.

 

Pero uno de los proyectos más importantes, tanto a nivel interno como externo, es la puesta en marcha de un Sistema de Información Geográfica (GIS) que es esencial para profesionales y técnicos con el fin de tener información georeferenciada de todos los puntos de la ciudad, a pie de calle y en el subsuelo (calles, inventario de edificios, cartografía, etc.).

 

Además, será posible que los ciudadanos puedan acceder a dicha información, con posibilidad infinita de proyectos en los que poder participar.

 

Antes del 31 de diciembre tendrán que estar contempladas todas las actuaciones previstas en el proyecto, “que ha supuesto una inversión de 1.200.000 desde el año 2007. Pagado en un 60% por la Junta de Castilla y León y los Fondos Feder y el otro 40% por el Ayuntamiento de Ávila”.

 

Pino Gómez añadía que “hay que ir adaptando nuestros recursos técnicos y humanos para ser más innovadores y eficientes. Adaptándonos al futuro pero sin olvidarnos del pasado”. Para ello hay que apostar por un modelo de servicios “público-privados, con una mejora continua de las diferentes áreas municipales”.

 

Por los menos una vez al mes se reúnen las diferentes comisiones a través de video conferencia. Las mesas de trabajo, en las que participan unos 20 ó 25 técnicos municipales se dividen en: innovación social, energía, medio ambiente, infraestructuras y habitabilidades, movilidad urbana; gobierno, economía y negocios; y nuevas tecnologías y empleo. Pero siempre se trabaja de forma transversal con la participación de al menos un técnico por área.

 

La implantación de los sistemas inteligentes ha reducido por ejemplo en un 80% la utilización de papel en los trámites del consistorio además de la eficiencia, rapidez y agilidad en la realización de los diferentes servicios que se realizan desde el consistorio abulense, como señalaba Hernández. “Pero se trata de una labor poco visible y callada aplicando una nueva cultura del esfuerzo”.

 

Aunque también han señalado que algunas actuaciones realizadas en otras ciudades no se pueden implantar en Ávila bien por el coste o porque la puesta en marcha en alguna de ellas ha demostrado que no son del todo útiles.

 

Desde el consistorio seguirán apostando por este proyecto porque “es por donde van a venir los fondos comunitarios, y porque quedó demostrado en el estudio realizado por UGT que hay que seguir por este camino”, destacó para finalizar Hernández.